Amazon Prime introduce su temida subida de precio

El aumento de precio de Amazon Prime es inminente en España y se espera que haya todo tipo de reacciones.

Amazon Prime

Mucho se había hablado y debatido sobre si Amazon podría subir el precio de su suscripción Prime en España tal y como lo había hecho con anterioridad en otros países. ¿Qué tipo de factura le pasará al gigante del correo electrónico en nuestro país? Para bien o para mal era algo que se sabía por adelantado, dado que desde hace muchos meses ya se hablaba de cómo Amazon tenía intención de incrementar el precio en un corto periodo de tiempo. Y al final ese momento ha llegado: el día 2 de octubre se producirá el aumento de coste y pasará a tener un precio de 36 euros anuales en vez de los 19,95 euros actuales.

El anterior aumento de precio en España data de 2015, cuando del coste original de 14,95 euros pasó a costar 19,95 euros. En ese momento el aumento no se notó demasiado negativamente, dado que para los usuarios se trataba de poco más dinero, un aumento de coste poco dramático y que no afectaba demasiado al concepto que se tenía de la plataforma.

Pero el aumento actual del precio es del 80% y eso son palabras mayores. Para que nos hagamos una idea de hasta dónde llega el aumento de precio solo hay que ver que ahora la tarifa mensual de Amazon Prime tiene un precio de 4,99 euros.

Los usuarios que quieran mantener la suscripción anual en Amazon Prime tendrán que afrontar el nuevo coste y entender, en cierto modo, que no deja de ser una buena tarifa teniendo en cuenta todo lo que está proporcionando la compañía. Hasta ahora se veía de forma ilógica que Amazon pudiera dar todo lo que daba por solo 19,95 euros anuales, así que se trataba de una oferta que tenía los días contadas a ojos de todos los expertos.

¿Pero compensa pagar 36 euros al año por seguir disfrutando del servicio? Una de las preguntas que nos tenemos que plantear para poder llegar a una respuesta es qué volumen de uso hacemos de los distintos servicios que se incluyen con Amazon Prime. La filosofía de la empresa es muy distinta a la de otros proveedores de servicios online, que se especializan en un único producto y lo explotan de una manera especializada. A diferencia de esto, lo que hace Amazon es picotear un poco de todo para que los usuarios se sientan más atraídos por su propuesta digital. Y en este aspecto podemos ver que, por ejemplo, ofrecen suscripción sin límites a Amazon Prime Video, su rival de Netflix, que no es tan bueno como este servicio, pero de defiende en cierta manera.

Suscripción a Amazon Prime

Si nos planteamos lo que cuesta Netflix mensualmente y lo que nos cobra Amazon por un año de cine y series, vemos que el precio sigue siendo interesante, sobre todo porque están los demás servicios complementarios. Pero está claro que como decimos, Amazon Prime Video no es Netflix ni de lejos, sobre todo en cantidad y cantidad de nuevos contenidos (en cuanto a películas de los 80 va bien servido, por ejemplo).

Con Amazon Prime también tenemos acceso a recompensas en Twitch, pero para disfrutarlas tenemos que ser amantes del gaming, por supuesto. Esta es una de las ventajas que estadísticamente más se desaprovechan por parte de los usuarios del servicio de Amazon, pero esto no significa que no haya muchas personas que sí agradecen las bonificaciones que consiguen gracias a su suscripción anual. En esta misma línea se incluyen otras propuestas interesantes, como el acceso a Amazon Prime Music y Amazon Prime Reading, con acceso a decenas de libros y música de amplia variedad para que nos lo pasemos bien dependiendo de lo que nos apetezca en cada momento. La experiencia Prime también proporciona almacenamiento de fotos en nube de forma ilimitada y una amplia serie de ventajas para comprar dentro de Amazon, como gastos de envío gratuitos.

Otro de los aspectos que nos gustan de Amazon Prime es el de la posibilidad de recibir entregas en el mismo día de los pedidos. Esto viene a ser muy útil para comprar alimentos y artículos de diario si no tenemos tiempo de salir al supermercado y sorprende la rapidez con la que los repartidores cumplen con su trabajo. Pero está claro que tenemos que sacar partido a estas ventajas para que Amazon Prime sea un servicio que nos compense anualmente. Y al picotear tanto como decíamos, también tiene algunas carencias. Por ejemplo, que el almacenamiento en nube que se ofrezca abarque tan poco, porque limitarlo a fotos es quedarse muy a medio camino de lo que podría dar de sí, o que los servicios Prime Music y Prime Reading no estén tan a la altura como algunos de sus principales rivales del mercado.

No obstante, y para terminar, diremos que aún a 36 euros nos parece un precio económico. Y nos da la sensación de que dentro de unos años volverá a aumentar de tarifa, al menos si todo les va bien a los gerentes de Amazon.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...