Un brazalete con GPS para los Defensores de los Derechos Civiles

La tecnología GPS va a ser la clave de un sistema de brazaletes que ayudará a los activistas a salvar vidas.

Un brazalete que ha sido dotado de GPS suena prometedor

Eventos dramáticos como lo que le ocurrió a Natalia Estemirova en el año 2009 sirven para que, de forma bastante peculiar y original, nazcan productos tecnológicos que podrían marcar diferencias. Hablamos de un brazalete con sistema de GPS que se pretende expandir entre todos los miembros de los Defensores de los Derechos Civiles. Se ha presentado recientemente durante la conferencia Defenders’ Days y ya se ha entregado a las cinco primeras personas que lo van a tener. Poco a poco se intentará que todos los miembros del grupo estén dotados del brazalete para que, como detallamos a continuación, se puedan sentir más seguros en su día a día.

¿Qué hacen estos brazaletes?: protegernos. Se los conoce con el nombre de Natalia Project y se convierten en el método que servirá de alarma para si hay alguna situación en la que un miembro de los Defensores de los Derechos Civiles se encuentra en peligro de secuestro, o incluso secuestrado. Si se produce esta situación de peligro, se emite una señal GPS que avisa a los activistas más cercanos al lugar, a las propias oficinas de los Defensores de los Derechos Civiles y a todos los enlaces sociales vinculados con el grupo. Es presumible que también se llegará a informar, a posteriori, a las autoridades locales.

El brazalete tiene un botón que se puede pulsar de manera manual para enviar la señal, y si el brazalete se quita del cuerpo antes de ser desconectado, también manda la señal. El objetivo es que la mayor cantidad de personas posible se entere de que está ocurriendo algo peligroso y que todos los voluntarios puedan ayudar para que no se produzca ninguna situación a lamentar. Al mismo tiempo, ver el brazalete en la muñeca del activista en cuestión, posiblemente hará que los criminales se echen atrás en su afán de hacer daño a esa persona.

Como decíamos, la inspiración para la creación de estos brazaletes se encuentra en lo ocurrido con la activista Natalia Estemirova, que fue secuestrada y asesinada en 2009 en un plazo de 24 horas. Esto se representa en el brazalete, que tiene el nombre de Natalia Project y que intenta no olvidar la tragedia ocurrida años atrás.

No obstante, los Defensores de los Derechos Civiles están solicitando financiación para poder producir más unidades de estos brazaletes, dado que requieren un coste demasiado elevado. Tienen el objetivo de repartir 55 unidades en un plazo de un año y medio, pero si cuentan con mayor presupuesto harán que estén en manos de los activistas más rápidamente. Quieren, con los brazaletes, reducir el tiempo de reacción en este tipo de situaciones, algo que podría ser fundamental para salvar a la víctima en cuestión.

Vía: SlashGear

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...