Los efectos del Spyware

El Spyware puede provocar que nuestro ordenador vaya muy lento, ya que continuamente se encuentra enviando información sobre nosotros a internet. Es recomendable tener instalado un cortafuegos y un programa de detección de este tipo de software malicioso para evitar el contagio y sus efectos.

Spyware es el nombre con el que se conoce a una serie de programas que se instalan en nuestro ordenador (generalmente sin que nos demos cuenta o a través de otros programas cuya instalación sí que hemos autorizado) y que tienen la finalidad de proporcionar información sobre nuestra actividad. Suponen un grave agujero de seguridad en nuestro equipo, aunque generalmente la única información que se envía está relacionada con las características de nuestro ordenador, las páginas que visitamos, etc. También es muy común la utilización de estos programas para alterar nuestros accesos directos, nuestras páginas de inicio de los exploradores (llevándonos a páginas pseudo-fraudulentas y así ganar tráfico en sus redes), redirigir nuestras conexión a internet (para facturárnosla fuera de nuestra tarifa plana), alterar los resultados de nuestras búsquedas, etc. En los casos más graves, pueden llegar al robo de direcciones de correo y en consecuencia al acceso de los mensajes que enviamos y recibimos.

Un Firewall puede evitar que salga información de nuestro PC

El spyware pasa inadvertido a los programas antivirus, porque no modifica, altera ni elimina ficheros del sistema, ni siquiera se reproducen, como sí hacen los virus. Tan solo se quedan en nuestro disco en modo de escucha de toda nuestra actividad (nuestro equipo pasa a estar monitorizado por estos programas) y enviando información con fines generalmente comerciales. No obstante, esta actividad es bastante molesta porque, por un lado vulnera nuestra privacidad y, por otro lado, hace que nuestro ordenador vaya más lento.

Si repentinamente nos damos cuenta de que nuestro PC va mucho más lento (de un día para otro vemos que es necesario averiguar cómo acelerar nuestro ordenador), es probable que se nos haya instalado un programa de este tipo. Una forma rápida de comprobarlo es repasar la lista de programas que se están ejecutando en ese momento. Con la combinación de teclas ALT + CONTROL + SUPRIMIR podemos entrar en el administrador de tareas de Windows. Allí, en la pestaña de programas en ejecución podremos ver si hay alguno que nosotros no hayamos ejecutado. Generalmente tienen un nombre extraño (una combinación aleatoria de letras). Una de las características de los programas “spyware” es que suelen replicarse, es decir, que a pesar de que los podemos finalizar desde el administrador de tareas, automáticamente vuelven a ejecutarse solos.

El spyware puede llegar junto con otros programas (integrado en las librerías), a través del autoarranque de CD, DVD o memorias USB, o bien desde internet (en el código JavaScript y ActiveX de algunas páginas malintencionadas). La solución al spyware no es sencilla. El primer paso, de carácter preventivo, sería tener cuidado con todo esto que hemos comentado. Para solucionarlo cuando ya se ha producido, la mejor opción es descargarse algún programa de detección y eliminación de spyware (en Spychecker.com encontraréis varios programas para descargar) y, adicionalmente, instalarnos un programa cortafuegos (un Firewall, como el gratuito ZoneAlarm) si no disponemos de uno. Con este cortafuegos monitorizaremos las conexiones entrantes y salientes a internet, de manera que podremos cortar el flujo de información de los programas de los que desconfiemos.

Foto | Mihael.Mafy en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...