Steve Wozniak teme que la inteligencia artificial acabe con la vida

Steve Wozniak, cofundador de Apple, está preocupado por si en el futuro la humanidad acabará bajo la opresión de las máquinas.

Conferencia de Steve Wozniak

Los genios de la tecnología y la ciencia se dividen en dos grupos. Uno de ellos está formado por quienes opinan que el desarrollo de la inteligencia artificial será lo que acabará con la humanidad en el futuro. El otro se encuentra ocupado por aquellos que creen que mejorar en la IA y en la expansión de esta en la vida de las personas permitirá que el mundo evolucione de una forma significativa y que deje atrás la tecnología que tenemos ahora para abordar nuevos retos científicos.

Son dos caras de una misma moneda de la cual no sabemos qué lado tiene más razón. Y no hay que fiarse de lo que diga cada uno de los lados, porque en ambas partes hay grandes expertos de los que podemos fiarnos. El último en unirse al grupo ha sido Steve Wozniak, cofundador de Apple, un hombre carismático que pasa su tiempo dando discursos y compartiendo con el mundo su amor por la tecnología.

Wozniak se ha unido al grupo de quienes creen que la inteligencia artificial puede ser lo peor que le haya pasado al mundo. En recientes declaraciones se había manifestado como alguien que nunca se había planteado que fuera posible que la humanidad fuera superada por la inteligencia artificial. Pero ahora todo ha cambiado para él y reconoce que no hay ninguna duda de que en el futuro los ordenadores ocuparán el lugar de los humanos.

A Wozniak le preocupa que la humanidad se convierta, en el futuro, en un mero complemento de la presencia de los ordenadores. Para él hay teorías que se podrían producir, como que los humanos se convirtieran en las mascotas de las familias de ordenadores, en dioses que están por encima de todo o en hormigas a las que se pisoteará sin ningún tipo de control. Todo puede ocurrir y la realidad es que la mayor parte de los destinos posibles no son precisamente positivos.

El cofundador de Apple está preocupado por cómo avancen las cosas y por si llegará el día en que se genere una nueva especie, la de los ordenadores inteligentes, que puedan tomar el puesto de los humanos. Para que esto no ocurra los científicos tendrían que ser muy cautos con todos los progresos que realicen en la inteligencia artificial, ocupándose siempre de que la existencia de la humanidad no se pueda poner en ningún tipo de compromiso debido a la progresión de los ordenadores.

Vía: The Australian Financial Review

Foto: Movistar Campus Party México

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...