Patinetes eléctricos y los riesgos que están provocando en Estados Unidos

En Estados Unidos cada vez hay más accidentes con patinetes eléctricos y las autoridades se están preocupando.

riesgos patinetes

En los últimos tiempos se han podido ver en las calles de las diferentes ciudades varios nuevos medios de transporte que tienen como objetivo facilitar el desplazamiento de los ciudadanos. Aunque los medios tradicionales siguen existiendo, los usuarios prefieren otros más innovadores, como es el caso de los patinetes eléctricos. Se trata de un medio de transporte que cuenta con varias ventajas. Más allá de su facilidad de uso, hay que destacar su poca contaminación o la rapidez con la que se llega a los sitios, entre otras muchas cosas.

Sin embargo, en muchas ciudades del mundo en el que el patinete eléctrico se ha convertido en un medio de transporte muy utilizado, está llegando a ser un verdadero peligro para los ciudadanos. No solo para aquellos que pilotan los patinetes, también para los viandantes. Sin ir más lejos, en algunos rincones de Estados Unidos el patinete eléctrico ha aumentado su popularidad de una manera notable y son muchos los ciudadanos que se han decantado por hacer uso de este medio de transporte. A pesar de todas sus ventajas, los contras están a la vista y cada vez hay más problemas en su uso debido a que con mayor frecuencia en algunas ciudades estadounidenses están creciendo los ingresos por emergencia sanitaria a causa de estos patinetes eléctricos.

En regiones como San Francisco, Austin o San Diego, las lesiones se multiplican y muchas de ellas son bastante graves. Aunque las compañías de patinetes eléctricos garantizan un medio de transporte seguro y cómodo, los números de accidentes no dicen lo mismo, lo que ha hecho que la tasa de lesionados crezca de una manera sensible.

¿Qué está ocurriendo en Estados Unidos?

Los últimos números que se han podido recopilar son preocupantes. Si bien es cierto que hasta hace poco los accidentes de tráfico eran comunes en Estados Unidos, ahora el miedo al coche ha ido dejando paso a la preocupación por el patinete eléctrico. Así lo registran muchos hospitales y centros sanitarios de la zona donde día tras día aparecen más personas accidentadas a causa de haber conducido un medio de estas características.

Las lesiones que sufren estos ciudadanos son de todo tipo, principalmente roturas de huesos, aunque también hay que decir que algunos de estos daños son mucho más graves e incluso en ocasiones específicas se ha producido la muerte de estas personas. Con este contexto las alarmas han saltado por todos lados, ¿serán realmente los patinetes un medio seguro?

transporte

Los accidentes se están produciendo por causas muy diversas, algunas por fallos técnicos y otras por errores humanos. Sin embargo, todo el mundo está de acuerdo en que este crecimiento abrumador de lesiones debe parar, ya que lo que se presentaba como un medio de transporte alternativo, rápido, cómodo y divertido, está desatando una tragedia entre muchos ciudadanos estadounidenses. En general se ve la situación como una necesidad por introducir cambios que permitan beneficiarse de las grandes ventajas de estos patinetes, pero reduciendo los riesgos.

¿Cuáles son las principales lesiones que se presentan?

Dependiendo del fallo que se haya cometido las lesiones que presentan los ciudadanos que pilotan un patinete eléctrico pueden ser muy variadas. Se pueden encontrar desde unos simples rasguños hasta daños cerebrales o incluso el fallecimiento en algunos casos aislados. Dentro del amplio marco de daños que se están encontrando en los hospitales de la zona, las mayores lesiones se producen en antebrazos, codos y cabeza con múltiples roturas o fracturas. De igual modo, las personas dañadas suelen presentar bastantes hematomas por todo el cuerpo y una molestia general en huesos, músculos y articulaciones.

A pesar de que estos son los daños más habituales que se pueden considerar leves, hay que tener en cuenta que un gran porcentaje de usuarios que han utilizado los patinetes eléctricos presentan otras lesiones de mayor gravedad que están causando la incapacidad permanente. Las lesiones cerebrales son de las peores, puesto que un fuerte golpe en la cabeza, un gran hematoma o una hemorragia, pueden tener consecuencias muy trágicas.

Los hospitales más saturados

Con esta gran oleada de lesiones que están apareciendo en diferentes ciudades estadounidenses hay muchos hospitales y centros sanitarios que se están viendo colapsados por el aumento de enfermos y la falta de recursos y especialistas. Principalmente la sección de traumatología esta abarrotada de lesionados por uso de patinete eléctrico. Lógicamente, todo depende de cada localidad, ya que los números no son iguales en una u otra.

Asfalto

Por ejemplo, el Hospital General de San Francisco es uno de los más afectados, ya que se trata del centro número uno en lo que respecta a traumatología. Es ahí donde llegan las personas que han sufrido las lesiones óseas más graves y este aumento considerable ha marcado un antes y un después, debido a que los médicos no pueden dar el servicio adecuado ya que cuentan con muchos pacientes al día, cantidad que no se registraba antes del “boom” del patinete eléctrico. Por su parte, en el Hospital Dell Seton de Austin, se ha duplicado o incluso triplicado la tasa de accidentados de este tipo. Según los últimos datos que se han conocido, aproximadamente este centro recibe a unos 10 lesionados de forma diaria. Tan solo en el mes de abril se trataron a 37 personas que presentaban daños de traumatología en cualquier parte del cuerpo, ya sea en la cabeza, cara o incluso lesiones ortopédicas. Un poco más cerca, en el mes de octubre, los ingresos por esta causa se encontraban en torno a los 18-20 accidentados. Otro hospital que también se ha visto afectado con todo esto es el Scripps Mercy de San Diego, donde se estima que se han tratado más de 30 enfermos recientemente. La media se sitúa, de forma aproximada, en unas 10 personas accidentadas al mes por uso de patinete eléctrico.

Las principales causas de estos accidentes

Los accidentes que se han producido en los últimos tiempos en estas ciudades estadounidenses a causa de haber pilotado un patinete eléctrico son muy variados. Hay quienes han sufrido fallos operativos del propio patinete y otros que ha cometido ellos mismos los errores. En cualquier caso, el desenlace sigue siendo muy parecido, personas lesionadas, de mayor o menor gravedad y hospitales cada vez con más enfermos de estas características.

En el caso de los fallos técnicos, la mayoría de accidentados han comentado que tuvieron problemas con los frenos. También hay otros que alegaron que el patinete eléctrico se quedó inmovilizado en mitad de una vía en un momento determinado o incluso que las ruedas han fallado sin ningún motivo aparente. Por otro lado, están esos errores que cometen los que pilotan los ciudadanos, como es el caso de una falta de control del patinete eléctrico, no llevar el equipo de seguridad necesario o un choque fortuito con algún vehículo o con un viandante, además de no sortear obstáculos o evitar vías o caminos que estén en malas condiciones. Son algunos de los ejemplos que se han puesto sobre la mesa a la hora de atender a una de estas personas accidentadas.

¿Qué datos se manejan realmente en estas zonas estadounidenses?

La información sobre estas personas accidentadas varía dependiendo de la zona en la que se haya producido el accidente. Siendo las más afectadas en este momento, Austin, San Francisco y San Diego. En cualquier caso, se ha podido realizar una media aproximada sobre los ciudadanos que han sufrido algún tipo de accidente a causa de montar un patinete eléctrico y los números que han salido a la palestra son alarmantes. Según las autoridades correspondientes, la tasa de accidentados llega a unos 1.000 por mes y es un número que va en aumento. Pero también hay que tener en cuenta que en algunas localidades se han registrado más de 50 incidentes de este tipo en los último seis meses. Sea lo que sea, es evidente que hay que poner una solución de inmediato para acabar con esta oleada de lesiones.

riesgos

¿Hay soluciones a día de hoy?

En la actualidad la información disponible no es demasiado esperanzadora, puesto que las compañías de patinetes eléctricos otorgan la total responsabilidad a los usuarios que deciden montarse en uno de ellos y se lavan las manos. Lo pone en la letra pequeña de los acuerdos que se llevan a cabo entre la entidad y la persona en el momento que esta va a hacer uso de este servicio de transporte.

Además, dichas compañías comentan que, cuando alguien quiere hacerse con un patinete eléctrico, no solo se le da el mismo, también se le proporciona una guía detallada de cómo debe utilizar el patinete, cuáles son las medidas de seguridad que debe tomar y las pautas de mantenimiento. En este caso, en la guía se pueden leer recomendaciones como usar siempre el casco o revisar el patinete antes de usarlo, entiéndase por este analizar los frenos, las ruedas o el acelerador, entre otras cosas. Según las autoridades, a día de hoy, tan solo el 30% de los usuarios utilizan el casco para montarse en un patinete eléctrico, una costumbre que debe ser modificada, puesto que así se pueden prevenir las lesiones más graves, las cerebrales.

Pero no usar el casco no es algo que deba ser 100% responsabilidad de los usuarios debido a que algunas compañías de patinetes eléctricos en Estados Unidos mostraron su negativa a la Ley del casco en California. Esto ha conllevado a que a partir del próximo mes de enero el uso de este elemento no sea obligatorio en la región. Actualmente, las principales compañías de patinetes eléctricos que ofrecen su servicio en estas localidades son Scoot, Spin, Skip o Uber’s Jump, entre otras, aunque una de las que se ha visto envuelta en los últimos accidentes ha sido Lime.

Foto: Free-Photos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...