Oppo Watch, ¿os suena este diseño?

El Oppo Watch recuerda al Apple Watch, pero se perfila como una prometedora propuesta en el segmento Android.

Oppo Watch os suena este diseño

No es la primera vez que Oppo copia. La marca se suele inspirar en distintos dispositivos, principalmente de Apple, para lanzar sus novedades. Y realmente no hay nada malo en ello teniendo en cuenta la situación del mercado en la cual las copias están a la orden del día. Para muchos usuarios las copias de empresas como Oppo son la mejor opción ante la imposibilidad de adquirir los dispositivos de las marcas más famosas, cuyos precios siempre están por encima de la media. Por eso al enterarnos del lanzamiento del Oppo Watch, en cierto modo, nos hemos alegrado. En parte también porque su existencia ayudará a que los wearables sigan creciendo, dado que se trata de un mercado que todavía tiene mucho camino por delante que recorrer.

Estos lanzamientos, por otro lado, también ayudan a los fans de Android que no quieren recurrir a la tecnología de iOS. Por ello son muchas las personas que han aplaudido al ver el Oppo Watch en su reciente presentación en China, donde la compañía ha mostrado los que serán sus próximos dispositivos (junto al reloj también nos encontraremos próximamente con el Oppo Find X2 Pro, uno de sus nuevos smartphones).

El reloj tiene una estructura con un grueso de 4,5 milímetros que ha sido construido con la utilización de una mezcla de cristal curvado 3D y de aluminio. A primera vista parece sólido y resistente, mientras que su diseño es cierto que no representa al 100% el reloj de Apple.

Si nos fijamos bien hay diferencias entre el terminal y el smartwatch de la manzana. Una de ellas se encuentra en la ausencia de la corona digital que tan identificable es en el reloj de Apple. Es posible que Oppo haya preferido prescindir de esta característica para evitar problemas de diseño en cuanto a originalidad o porque quizá se trate de un componente que les costaba más presupuesto implementar. En cualquier caso, si dejamos de lado esta parte, lo que sí vemos es que hay similitudes en otros elementos, como en ese diseño con pantalla curvada que tiene un borde de metal.

Oppo Watch eSIM

La parte trasera del reloj es de cerámica y su pantalla es un modelo AMOLED con un tamaño de 1,91 pulgadas. Dice el fabricante que ha dotado a la pantalla de un sistema flexible hiperboloide, mientras que ha trabajado a fondo para que la calidad de la misma sea elevada, motivo por el cual llega a ofrecer 326 píxeles por pulgada. A la hora de la verdad esto debería materializarse en una pantalla que nos permita visualizar con calidad todas las aplicaciones, menús y contenidos que vayamos a usar en el reloj.

Tiene conexión e-SIM, por lo que podemos hacer llamadas a través del reloj y lo más interesante es que el wearable puede actuar de manera independiente sin que lo conectemos a nuestro teléfono, usando su propio número independiente. Aunque en el día a día resulta más práctico tenerlo conectado. Además de llamadas podemos escuchar música, utilizarlo en funciones deportivas para monitorizar nuestro esfuerzo sin preocuparnos de si se moja, dado que tiene resistencia al agua con una inmersión de hasta 50 metros, y también sirve para hacer pagos. Cuenta con modo para monitorizar nuestros patrones de sueño y la correa es intercambiable, con opciones diseñadas en distintos materiales, como piel de becerro de Italia o goma fluorada.

Respecto a la batería, Oppo ha introducido sistema de chip dual para asegurar que la batería proporciona un tiempo de duración elevado. De esta manera podemos apoyarnos en una duración de 40 horas con una carga, lo que resulta un buen punto a favor del reloj. Si no lo utilizamos mucho y lo tenemos en modo de ahorro de energía lo que conseguiremos con una carga será tenerlo encendido durante nada más y nada menos que 21 días. Además, la carga es rápida debido a que se usa la tecnología propietaria VOOC Flash de Oppo, con la cual vamos a tener el dispositivo al 100% de energía con solo 75 minutos conectado a la corriente.

Las previsiones indican que el reloj estará disponible en China desde el día 24 de marzo y que no tardará demasiado en llegar a los demás mercados debido a que se trata de un lanzamiento global. Como suele ocurrir con Oppo, los usuarios que adquieran el reloj en su versión china lo tendrán personalizado con el sistema operativo ColorOS, pero para el resto del mundo posiblemente nos encontraremos Android en su versión pura. El motivo de ello es el afán habitual de los chinos de exprimir sus propias creaciones. Al fin y al cabo, por mucho que ColorOS esté basado en Android, sigue siendo un sistema más controlado y gestionado por China que la plataforma de Google. Lo que no se ha anunciado es el precio que tendrá el dispositivo, pero conociendo a Oppo imaginamos que será muy asequible y para todos los bolsillos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...