Oculus da un paso más allá en la inmersión en la realidad virtual

La inmersión de la realidad virtual que proporciona Oculus alcanza un nuevo nivel gracias a su última actualización.

Actualización de Oculus

El equipo de Oculus ha querido esperar hasta el momento adecuado para introducir una de las características que más estaban demandando los usuarios: el siguiente paso en la inmersión en realidad virtual. Gracias a su última actualización el headset realiza un reconocimiento completo del lugar donde nos encontramos y tiene en cuenta los movimientos que nosotros mismos realicemos. ¿Qué significa esto? Pues que si nosotros estamos jugando y hacemos el gesto de subir un escalón, nuestro personaje en el juego también lo hará. De esta forma se integra una pizca más de realidad para que las experiencias de VR sean muy envolventes.

Esta característica llama la atención, pero no es en realidad algo tan sorprendente como se podría imaginar, dado que se trata de un rasgo que HTC Vive ya ofrece desde tiempo atrás. En las oficinas de Oculus habían reconocido estar trabajando en ello e incluso se pudo ver en la beta, pero querían estar seguros de que funcionaba al máximo antes de lanzar la actualización.

A partir de ahora llegará el momento en el cual se pondrá a prueba este añadido que en teoría debería hacer más inmersivas las partidas en los juegos compatibles con Oculus.

Quienes han probado este volumen de inmersión añadida reconocen que sí es cierto que aporta un toque más de integración en el proceso de sentir que estamos dentro del juego. Para explicarlo se ponen ejemplos claros. Si nos hemos convertido en detective en el juego y tenemos que analizar la escena de un crimen tener la oportunidad de agarrar algo que hay en nuestra habitación y que eso mismo esté representado en el juego es algo que crea más inmersión. Otra cosa es conseguir que ese nivel de interacción tenga sentido, dado que en nuestra casa no vamos a tener una pistola del asesino, una mancha de sangre ni otras cosas con las que interactuar.

El problema es que este nivel de inmersión aún no se ha comenzado a integrar de forma masiva en los juegos y solo experiencias determinadas lo garantizan. Para disfrutar de ella, por otra parte, necesitamos una gran inversión en adquirir Oculus y también en hacernos con un equipo suficientemente potente como para moverlo todo. Este es uno de los principales inconvenientes con los que se encuentra ahora mismo la realidad virtual, algo que esperemos se vaya reduciendo en el futuro a medida que se baje el precio de los elementos que juegan parte en la experiencia.

Vía: Oculus

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...