NordicTrack VR Bike, ir en bicicleta combinado con realidad virtual

La experiencia de ir en bicicleta estática se combina con la realidad virtual gracias a la propuesta de NordicTrack VR Bike.

Bicicleta realidad virtual

La realidad virtual quiere llegar a más usuarios y para ello se tiene que generalizar. Hay empresas que buscan formas de conseguirlo introduciendo esta tecnología en contextos distintos a los habituales. En este contexto NordicTrack VR Bike es un buen ejemplo, dado que se trata de una bicicleta que podemos usar en el hogar con la intención de hacer deporte mientras disfrutamos de una experiencia activa con el uso de la realidad virtual.

No es la primera vez que se presenta un equipo de bicicleta estática con realidad virtual, pero quienes han probado la NordicTrack VR Bike en el CES 2019 dicen que el resultado es superior a cualquier propuesta que se haya visto hasta ahora.

Su tecnología se basa en el aprovechamiento del headset Vive Focus Mobile VR de HTC, el cual ya ha demostrado su eficiencia con anterioridad. No es un equipo barato, dado que adquirirlo nos llevará a gastar casi 2000 euros (1999 dólares para ser más exactos), pero a largo plazo se puede convertir en nuestra mejor forma de hacer deporte en casa. En comparación con la VirZoom, otra propuesta similar, el resultado es de primera y se nota el progreso que se ha realizado.

Uno de los motivos por los que el precio es tan elevado es porque directamente incorpora el headset Focus de Vive, que ya tiene un coste de 600 dólares. A eso vamos a sumarle que la propia bicicleta cuesta unos 1000 dólares, algo nada descabellado viendo su tecnología, y que además se incorpora una suscripción de 1 año al entrenador personal iFit, que tiene un coste de unos 400 dólares. Al final las cuentas encajan y no acaba pareciendo algo tan caro, aunque 2000 dólares de buenas a primeras, a tocateja, pueden ser un poco drásticos.

El diseño del manillar de la bici es una de las genialidades del producto, dado que dispone de un sistema que se asegura garantizar sensación de movimiento y ventilación con un alto nivel de flexibilidad y un sistema de ocho ejes que ayuda a que todo resulte muy real, pero que al mismo tiempo no produzca ninguna sensación de mareo ni molestia. El propio manillar tiene un sistema de mando clásico para que podamos jugar a los juegos, cuenta con conexión Bluetooth y proporciona toda la información habitual que aportan este tipo de bicicletas estáticas de interior. Cuenta con otros elementos que llevan a personalizar la posición, la altura del sillín, de los pedales y más factores que buscan que la experiencia sea rápida y disfrutable por cualquier tipo de persona.

Dicen algunos de los que la han probado que la experiencia no está exenta de mareos, pero vamos a romper una lanza a favor de NordicTrack VR Bike y decir que un producto de estas características tienes que probarlo y usarlo en unas condiciones óptimas. No puedes probarlo en medio de la locura del CES 2019 deshidratado, con un cansancio tremendo en el cuerpo de haber estado horas recorriendo los pabellones y con la cabeza puesta en mil cosas. Tampoco ayuda la sensación y el ambiente cargado del propio evento, los miles de personas que hay a tu alrededor y que, en cualquier caso, tu cuerpo sabe que de buenas a primeras se está metiendo en una experiencia de realidad virtual que no es precisamente amable. Por eso creemos que aunque se han producido algunos mareos mientras los periodistas probaban NordicTrack VR Bike, lo más probable es que todo sea algo aislado en base a la situación y lo que acontecía en el evento.

Por otro lado, la experiencia que se ha probado en el CES 2019 de bicicleta estática en realidad virtual con NordicTrack VR Bike ha sido el juego Aeronauts, que se trata de una propuesta que tiene mucho de parecido con el clásico Pilotwings de Nintendo. Es decir, que posiblemente lo que deberían haber hecho los responsables del producto hubiera sido ofrecer a los asistentes una experiencia de bicicleta en la cual avanzáramos pausadamente a un ritmo justo mientras nos movíamos por un mundo de realidad virtual tranquilo, en tono pasivo, donde hubiera muchas luces y colores para llamar la atención, pero en el cual se respirara tranquilidad y estabilidad. En lugar de ello fueron a por la experiencia de gaming “definitiva” y lo que ha ocurrido es que hay personas que, como decimos, no han salido con el estómago en una buena posición.

En cualquier caso, ya decimos que todo es cuestión de perspectiva, y nosotros creemos que NordicTrack VR Bike es un producto que puede llegar a calar hondo entre los consumidores. Eso sí, sus responsables quizá deberían plantearse otro enfoque para la comercialización del producto, porque 2000 dólares es una cantidad respetable. Además, se puede dar el caso de que ya tengamos un headset de VR y que no queramos comprar otro para usarlo solo con la bicicleta. En ese caso deberían darse más opciones de compra.

Vía: VR Fitness Insider

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...