No, 10 euros no pueden costar unas gafas de realidad virtual

La auténtica realidad virtual es imposible que nos la encontremos en una tienda por un precio de 10 euros.

Realidad virtual headset

¿En serio tenemos que utilizar este tipo de título? A la vista de lo que leemos en algunos casos la verdad es que sí. El término “realidad virtual” se está devaluando debido a la presencia de ciertos dispositivos en el mercado. Y no, no es que queramos que la realidad virtual sea un producto de lujo para solo unos pocos, pero hay ciertas cosas que no se pueden permitir.

Hace unos días vimos en distintos puntos de venta unas carcasas, gafas o como queráis llamarlo, que vendían al cliente incauto la experiencia de disfrutar de la realidad virtual por solo 10 euros. Tengamos en cuenta que unas PlayStation VR salen por unos 400 euros, y estamos hablando del dispositivo de realidad virtual más ajustado en precio, porque si hablamos de Oculus ya tenemos que comenzar a pedir un crédito al banco. ¿Cómo va a ser posible que por 10 euros tengamos una experiencia de realidad virtual real? Imposible.

El problema no es que se vendan estos productos, sino que muchas personas por desconocimiento se creen que eso es la realidad virtual. Y con ello el mercado pierde aceleración, pierde ese empuje que tiene cuando llega a los usuarios y les sorprende con lo que realmente es. Damos 20 pasos atrás y no es bueno para una tecnología que necesita avanzar 50 pasos al minuto como poco si quiere establecerse como lo más de lo más en ocio tecnológico.

¿Qué conseguimos por 10 euros? Pues un plástico, un cartón, algo con unas lentes cutres que harán que tengamos un efecto extraño cuando metamos el móvil dentro con alguna aplicación. Nada destacable, algo que posiblemente nos podría tocar en una rifa de las ferias y que terminaríamos tirando a la basura pasados unos días cuando dijéramos “¿para qué quiero esto?”.

Como defensores de la realidad virtual y de sus experiencias solo queremos aprovechar estas líneas para recordar de nuevo que esta tecnología no se abarata por arte de magia. Nadie puede ofrecerte caviar a 1 euro la lata, porque seguramente será todo lo opuesto al caviar. Las cosas de momento son así hasta que el mercado madure y se puedan fabricar dispositivos más económicos que lleguen a todas las personas. Así que si se os ha quedado el cuerpo mal por probar uno de estos dispositivos baratos os pedimos que antes de desistir de la realidad virtual le echéis un vistazo a Oculus, Vive o PlayStation VR. Lo demás es un quiero y no puedo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...