Los wearables van a tener un gran impulso a final de 2019

Las previsiones indican que en los próximos años cada vez se venderán más wearables y que será un tipo de producto muy demandado.

reloj inteligente

La tecnología wearable no causó un impacto especialmente positivo cuando entró en el mercado. Hubo quienes argumentaron que era demasiado pronto y que el estado en el que se comercializaba estaba lejos de hacer que estos dispositivos resultaran vitales. A día de hoy vemos a personas haciendo deporte con wearables que les ayudan a contabilizar el esfuerzo y también se siguen viendo algunos relojes, pero no es el tipo de tecnología que está en manos de todo el mundo. No obstante, esto parece que cambiará a finales de 2019 a la vista de las últimas previsiones del sector.

Por lo que publica la firma de investigación IDC, el mercado mundial correspondiente a los wearable tendrá un crecimiento del 15,3% a final de este año. Eso llevará a que las cifras de ventas se establezcan en este mismo margen temporal en 198,5 millones de dispositivos, cantidad que seguirá creciendo hasta llegar en el año 2023 hasta 279 millones.

No son unas cifras negativas, ni mucho menos, aunque tampoco están en esa línea de masificación en la cual pensaríamos que todos vamos a terminar teniendo un wearable en los próximos años. Desde IDC argumentan que los principales responsables de este aumento de ventas van a ser los dispositivos wearable que llevamos en el oído sin cables, las pulseras deportivas y los relojes inteligentes. En parte, las ventas aumentarán motivadas por el efecto positivo que estos dispositivos tienen en el control de la salud de las personas.

La idea es que cada día estamos más interesados en cuidarnos, en asegurarnos de que estamos sanos y de que cualquier indicio de enfermedad se puede detectar de inmediato. En esa filosofía los wearables ayudan, dado que si bien no son milagrosos sí que tienen capacidad para darnos pistas e indicios de que hay algo que no se encuentra bien en nuestro organismo.

En el año 2018 los wearables estuvieron dominados por los relojes, que ocuparon un 44% del mercado. Para el año 2023 esa cantidad habrá aumentado hasta el 47,1% según el informe previo, siendo Apple posiblemente la empresa que mayor volumen de ventas atesore. También echará una mano al crecimiento del sector el interés que van a despertar los relojes inteligentes entre los niños, que pronto podrían decantarse por este tipo de producto como regalo de Navidad ideal.

Tampoco hay que apartar la vista de la ropa conectada, algo en lo cual se tiene muchas esperanzas para el futuro. De momento en China ya están comercializando este tipo de prendas, pero dentro de unos años, en 2023, el cupo del mercado que tendrá este producto ya será del 3,1%. En general hablamos de prendas que nos pueden controlar la temperatura o el estado físico de distintas maneras o de zapatos que cuentan los pasos que damos.

Vía: IDC

Foto: Free-Photos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...