La fuerza de los vinilo prepara el camino a una nueva era musical

El éxito de los vinilo no ha sido un visto y no visto, sino que sigue progresando para convertirse en el formato dominante.

Música en vinilo

Hace más o menos un año, allá por noviembre de 2016, hablamos de cómo el vinilo se ha convertido en una tendencia apoyada por miles de personas en todo el mundo. Ya dijimos en su momento que le seguiríamos la pista a este fenómeno para ver si era una corriente temporal que se apagara en poco tiempo o si por lo contrario se acababa transformando en un tipo de éxito permanente que pudiera abrirse camino cada vez entre más personas.

A fecha de septiembre de 2017 podemos decir que el vinilo no sigue representado en el mercado de esa forma efímera con la que se pudo relacionar el fenómeno en el pasado año. Por aquel entonces los nuevos coleccionistas de vinilos aparecían desde debajo de las piedras casi como ocurrió con los amantes del cine en la generación del DVD. Y algunos de ellos era posible que se quedaran a medio camino, pero estamos viendo que la gran mayoría han continuado con su interés por los vinilo. A medida que estos fans se han establecido otros muchos han comenzado a comprar música en este formato que nunca desapareció debido a esas personas que siempre pensaron que se escuchaba mejor que los CDs.

Y ahora lo que unos pocos adoraban se está convirtiendo en el formato dominante del mercado. Hay varios motivos que hacen soñar a las discográficas gracias al éxito del vinilo. El primero de ellos es la forma en la que está aportando beneficios de nuevo a las productoras gracias a los ingresos en formato físico.

Las empresas del sector de la música vieron hace unos años cómo el mundo se les caía encima cuando el streaming se convirtió en la tendencia de moda. ¿Qué dinero ganaban de eso? ¿no estaban ingresando humo? Muchas de las discográficas se preocupaban, porque los ingresos digitales tienen unos canales de recepción muy distintos a los del formato físico y en especial las filiales de otros países distintos al central se veían afectadas con un menor volumen de negocio. Se intentó trabajar apoyando más el formato del CD con promociones e iniciativas, pero nada funcionó.

El éxito del vinilo

El segundo motivo es que si el vinilo se impone, el streaming irá perdiendo cada vez más interés. Y esto es algo que ya ha comenzado a ocurrir. Los consumidores no se han habituado al streaming y al formato digital. Ya no entienden cómo quieren consumir música. Escuchan canciones aleatorias, compran solo los temas individuales de los discos que les gustan y hacen sombra al resto de las propuestas de los cantantes. El público ha perdido la capacidad de emocionarse con la música y de vivirla de una manera más intensa y personal. Pero muchas personas están cansadas de estas sensaciones, de estos sentimientos que emana la música digital y que da la sensación de que nos encontramos envueltos en un círculo vicioso donde nunca escuchamos auténtica música de calidad.

Para ver la realidad de todo lo que estamos diciendo solo tenéis que echar un vistazo a las tiendas especializadas en música o comercios similares. La sección de formato CD sigue activa prácticamente por obligación, mientras que la de vinilo es la que se encuentra recibiendo un mayor protagonismo. Es aquella en la cual se comercializan los productos más originales y en la cual se están viendo esas iniciativas que de verdad son capaces de atraer a los fans. Cada día aumenta el volumen de publicación de títulos en vinilo, desde grupos clásicos hasta los últimos lanzamientos o las bandas sonoras, siendo este último un contenido muy solicitado por parte de los consumidores.

No es que estemos en contra del formato digital, del streaming, de iTunes y de las demás plataformas musicales, pero la nostalgia nos obliga a decir que confiamos en que el vinilo se refuerce aún más en el mercado para que el mundo nos dé la razón cuando decimos que los consumidores son cíclicos en cuanto a sus intereses y preferencias. Hubo un tiempo en el que todo el mundo quería tener sus canciones en formato digital, ¿pero qué pasará dentro de unos años con los muchos cambios que se viven en este tipo de uso de contenido? ¿cuántos de vosotros recordáis haber pagado por una canción o álbum digital que ahora ya no tenéis en el móvil y que por alguna razón ya no podéis descargar de nuevo? Ese es el tipo de situación que lleva a que el vinilo gane más y más fama.

Por otro lado, y volviendo de nuevo al factor nostálgico, a nadie se le puede negar que reproducir música en vinilo de una manera tan clásica es algo que gusta y que enriquece. Quizá no hayáis pensado comprar un reproductor de vinilos, pero seguro que antes o después si os interesa la música lo terminéis comprando. Y la buena noticia es que luce fantástico en cualquier hogar.

Foto: flo222arifarca

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...