Kroger y Nuro repartirán alimentos con minifurgonetas sin conductor

La alianza formada por Kroger y Nuro permitirá que se realice el reparto de comestibles de una manera novedosa.

minifurgonetas sin conductor

¿Y si una minifurgoneta viniera hasta nosotros en la calle, se detuviera, y nos entregara los alimentos que hemos pedido poco tiempo antes desde el móvil? Ese es el concepto y la idea que quiere poner en marcha el tándem que está formado por las empresas Nuro y Kroger, quienes apuestan fuerte por plantar cara a la competencia de una manera muy novedosa. De momento esperan aprobación para poder poner en marcha el servicio, pero parece que todo va viento en popa.

Kroger, aunque no nos suene por aquí, es la mayor cadena de supermercados de Estados Unidos, así que la firma de un acuerdo con Kroger tiene una gran importancia. La alianza entre estas dos empresas parece necesaria para desafiar a Amazon, que ha intentado revolucionar la entrega de comestibles en el mismo día y está perfilando una posible monopolización del sector gracias a la adquisición que realizó anteriormente de Whole Foods.

La colaboración entre estas dos empresas se realizará de forma sencilla mediante el uso de la aplicación ClickList que Kroger pone a disposición de los clientes.

Una vez se ha realizado el pedido solo hay que esperar a que llegue la minifurgoneta de Nuro con la entrega de la comida. El reparto se realizará con los vehículos autónomos R1 que fueron presentados poco tiempo atrás y que no disponen de conductor. La particularidad de estos coches es que pueden cargar con un peso límite de una tonelada y su espacio tampoco es precisamente enorme, por lo que los volúmenes de los pedidos de comestibles son perfectos para sacarles provecho.

Con la expansión de estos vehículos autónomos en las calles repartiendo comida se intentará que este tipo de sistema tecnológico vaya calando más hondo en el día a día de los ciudadanos. Si todo va bien y no se vuelven a producir trágicos incidentes, la tecnología autónoma debería terminar convenciendo al público en cuestión de solo unos pocos años.

Nos quedaría saber cuál sería el proceso para la identificación del cliente a la hora de realizar el pedido, aunque suponemos que se basará en la lectura del código de compra que tengan los clientes en su móvil a modo de registro. Lo único que quedaría de lado en este caso sería la posibilidad de recibir el pedido en la propia vivienda si residimos en pisos, dado que las minifurgonetas nunca podrán salir de la calle. Pero para Estados Unidos, donde hay muchas viviendas unifamiliares, parece una gran idea.

Vía: CNET

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...