El Samsung Gear S se pone a la venta en Estados Unidos

Se confirma la salida del Samsung Gear S para inicios del mes de noviembre en Estados Unidos con el apoyo de las operadoras.

Salida del Gear S

Desde el día 7 de noviembre los norteamericanos se podrán hacer con el smartwatch Samsung Gear S, la nueva propuesta del fabricante coreano para tratar de triunfar en el mercado wearable. La compañía coreana se ha tomado muy en serio el lanzamiento de este nuevo dispositivo, pero en esta ocasión ha decidido que las principales operadoras de Estados Unidos sean socias muy comprometidas en la comercialización del producto.

Esto se refleja al ver que Samsung no ha revelado el precio del dispositivo, sino que ha preferido dejar este asunto en la mano de las propias operadoras. AT&T, Verizon, T-Mobile y Sprint serán las responsables de elegir el coste al cual se pondrá a la venta el dispositivo, aunque se espera que más allá de promociones y distintas propuestas personalizadas, el coste sea muy similar en todos los casos. La compañía también pondrá a la venta el reloj desde sus propias tiendas, aunque más que posiblemente partan del mismo coste en colaboración con cada una de las operadoras.

El recorrido de Samsung en el mercado wearable viene de lejos, pero la compañía todavía está pendiente de conseguir un producto que les permita triunfar de manera absoluta en el mercado. El nuevo Gear S podría ser la respuesta a las peticiones de los usuarios que buscan un terminal más completo, más rápido y más dinámico. Al menos es lo que se comenta en las altas esferas de Samsung, donde creen firmemente en el potencial que tiene este smartwatch.

Una de las novedades del Samsung Gear S se encuentra en que ha sido definido como el smartwatch que no necesita un smartphone para funcionar a pleno rendimiento. El misterio se encuentra en que el propio dispositivo tiene soporte de datos, por lo que no es tan dependiente de que el usuario tenga siempre su móvil cerca. Esto podría ayudar mucho a la expansión del terminal, el cual permite hacer llamadas desde el reloj y acceder a todo tipo de servicios y aplicaciones.

Es justo debido a este soporte de datos por lo que las operadoras han querido meter mano en el lanzamiento del wearable en el mercado norteamericano. Ya se está hablando de ofertas y descuentos para hacerse con él y los rumores hablan de cómo se podría poner a la venta a un precio cercano a los 300 dólares en todas las operadoras. Sería un coste situado por encima del precio que tienen otros wearables similares, pero Samsung confía en que sus novedades justificarán.

Vía: The Verge

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...