El cine interactivo llegará a las salas con Elige tu propia aventura

La adaptación cinematográfica de los libros de Elige tu propia aventura permitirá que decidamos el desarrollo de la película.

Elige tu propia aventura

En los últimos años hemos visto todo tipo de ideas intentando aportar frescor al mercado del cine. ¿Cómo lograr que los espectadores vuelvan a llenar las salas como antes de la era de Netflix? Las propuestas son tan variadas que algunas llaman la atención especialmente. Servir la cena durante la película, salas con butacas que se muevan y sueltan agua o viento… hay de todo. Ahora Fox tiene intención de intentar algo distinto por medio de la creación de un cine interactivo que permitirá a los espectadores decir qué ocurrirá en las películas.

Esta idea se materializará a través de una colaboración entre Twentieth Century Fox y Kino Industries, compañía especializada en la producción de películas interactivas. La intención es crear un sistema que conecte la película con una app que los espectadores llevarán instalada en el móvil y que les permitirá tener voz y voto sobre lo que vaya a ocurrir.

Como forma de introducir esta tecnología se ha elegido la película Elige tu propia aventura, que adaptará la esencia de los famosos libros que triunfaron décadas atrás y que hoy día siguen siendo muy recordados.

¿Y cómo funcionará el concepto para que no se convierta en un desastre? En el móvil veremos indicaciones en momentos clave de la historia en los que los espectadores podrán decidir, si son suficientemente rápidos, el destino o la decisión que adoptará un personaje. El cine contabilizará los votos recibidos y dependiendo de lo que se haya elegido por mayoría ocurrirá una cosa u otra. Dependiendo de las personas que haya en la sala y de lo compenetrados que estemos podremos terminar viendo un desarrollo u otro, lo que de forma añadida proporcionará un mayor interés al revisionado de la película.

¿Qué puede cambiar dependiendo de lo que decidamos? Puede cambiar el argumento general, el final, los personajes que aparezcan e incluso puede variar la duración de la película. Suponemos que todo tendrá unas barreras lógicas impuestas por el propio film para que la sensación del público no sea de sentirse estafados. Es decir, que el protagonista no pueda morir a los 5 minutos de que haya empezado la película y que esto lleve a que aparezcan los títulos de crédito.

El concepto es bastante suculento y original, pero como de costumbre, solo se trata de una forma distinta de aportar algo original a ciertas películas. No pensemos en ello como el futuro del cine, porque no es por ahí por donde van los tiros.

Vía: Variety

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...