Darren Aronofsky apuesta por trabajar en contenidos de realidad virtual

El director Darren Aronofsky prueba a trabajar en la realidad virtual con la producción de la serie espacial Spheres: Songs of Spacetime.

Serie SPHERES

Darren Aronofsky apuesta por la realidad virtual. El célebre director norteamericano prepara un proyecto para este formato que puede marcar un antes y un después. De momento lo ha hecho en cuanto a sus cifras económicas, ya que se ha vendido por una cantidad récord. Se trata de Spheres, una serie basada en el espacio. Uno de los mayores enigmas del universo son los agujeros negros. A lo largo de los años se ha tratado de explicar su existencia y funcionamiento, siendo Stephen Hawking una de las figuras más importantes en su estudio. Ahora, será posible experimentar cómo es uno de estos elementos gracias a un nuevo proyecto de realidad virtual.

El director de cine Darren Aronofsky, célebre por películas como Réquiem por un sueño, Cisne negro o Madre, ha firmado el mayor contrato de la historia para una producción de realidad virtual. Aunque se desconoce la cantidad exacta, se sabe que ha costado siete cifras, por lo que supera los 9 millones de dólares (y no alcanza los 100).

El proyecto se llama Spheres: Songs of Spacetime, y es una idea original de Eliza McNitt, conocida por su participación en numerosos cortometrajes y documentales como productora. Está apadrinado por Aronofsky como productor ejecutivo a través de su compañía, Protozoa Pictures. Se trata de una serie de tres capítulos en los que se muestran imágenes espectaculares que recrean con la mayor exactitud posible cómo es el espacio y, en especial, los agujeros negros. Todo en realidad virtual. La banda sonora también juega un papel muy importante en el desarrollo, y está a cargo de Survive, que también han trabajado en la popular serie de Netflix Stranger Things.

El primero de estos capítulos fue presentado en el Festival de Cine de Sundance a finales de enero, en una sala especial habilitada para proyecciones de este tipo. Tanto éste como los otros dos serán distribuidos posteriormente por una nueva compañía llamada CityLights, la cual ha comprado los derechos. Estarán disponibles para las gafas de realidad virtual Oculus Rift este mismo año, y cuenta también con el apoyo de Intel. La actriz Jessica Chastain se encarga de narrar el primer capítulo de Spheres, en el que el espectador es trasladado a la profundidad del espacio para ver cómo colapsa una estrella y acabar adentrándose en un agujero negro. Tras verse envuelto en un espectáculo de luces caleidoscópicas, atravesar la oscuridad absoluta y ver polvo de estrellas, el usuario acaba convirtiéndose en un agujero negro.

Spheres da la oportunidad de interactuar en cualquier momento con los controles de Oculus Rift, permitiendo que aparezcan nebulosas o polvo de estrellas alrededor del espectador si agita los brazos. Desde el primer momento se invita a participar en la experiencia para poder disfrutarla al completo, ya que si se opta por un papel pasivo no se desarrollan todos los eventos posibles. También es posible hacer partícipe de la experiencia al usuario a través de su propia voz, gracias al micrófono de las Oculus Rift. Todas las palabras que el espectador pronuncia durante su ‘estancia’ en el espacio son correspondidas con efectos visuales en el espacio, especialmente dentro del agujero negro.

Espacio en realidad virtual

Quienes pudieron disfrutar de Spheres: Songs of Spacetime en Sundance comparan su primer capítulo con las escenas de 2001: Una odisea en el espacio en las que se mostraban planos de la galaxia. Se trata de una manera espectacular de vivir en primera persona cómo se producen determinadas mecánicas de nuestro universo, así como de traducir visualmente numerosas teorías que estamos acostumbrados a ver sobre el papel, pero no en vivo.

Spheres abre un abanico de posibilidades al desarrollo de experiencias de realidad virtual, tanto relacionadas con el espacio exterior como con la participación en eventos en los que se pueda interactuar de múltiples formas. Además, también sirve como una atracción más para los festivales de cine, como pudo verse en Sundance.

Además de la producción de Darren Aronofsky, en el Festival de Cine de Sundance también pudieron disfrutarse otras experiencias aún más avanzadas técnicamente, aunque con desarrollos diferentes. Es el caso de Chorus, una aventura también espacial, aunque en este caso de animación y en la que participan numerosos personajes que formaban parte de un viaje. Al igual que en Spheres, la interacción resultaba clave tanto con los propios protagonistas como a la hora de luchar contra diferentes enemigos y monstruos. Todo con música de la popular banda electrónica Justice de fondo.

Otro de los avances mostrados en Sundance fue uno de los periféricos que puede marcar totalmente el futuro de la realidad virtual, HaptX. Se trata de un guante que permite que la mano del usuario sea completamente representada, así como sus movimientos, y que también transmite sensaciones para que se puedan sentir los objetos que se tocan virtualmente. Un avance muy importante ya que hasta ahora las interacciones con las manos se producen a través de dispositivos que funcionan con botones o con movimientos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...