Creado el láser que permite reducir objetos a tamaño nanoescala

Ya existe el láser que da la oportunidad de reducir el tamaño de los objetos a una escala nano.

Cariño he encogido a los niños

Una barrera existente entre cine, ciencia ficción y realidad, se ha derrumbado. Hablamos de la posibilidad de reducir el tamaño de objetos a un estado minúsculo, en este caso a nanoescala, lo que significa que son tan pequeños que están por debajo de lo que vemos cuando usamos un microscopio. Esto es algo que ya se ha conseguido gracias a los investigadores del MIT (Massachusetts Institute of Technology), quienes han creado un láser que puede reducir el tamaño de cualquier objeto o estructura simple a un tamaño reducido de 1/1000. Es decir, que el objeto resultante es 1000 veces más pequeño que el original.

La tecnología ha recibido el nombre de fabricación de implosión y la buena noticia es que se puede aplicar “a todo”. Algunos de los ejemplos que han puesto los investigadores son tanto lentes de teléfonos móviles como microscopios más pequeños o robots diminutos que se podrían incluir en medicamentos y otras sustancias.

De momento no pensemos en películas como Cariño, he encogido a los niños, porque no se está hablando de reducir el tamaño de las personas, aunque no tenemos constancia de si se ha probado o no. Es posible que estemos ante el primer paso hacia una tecnología como la de Antman, el superhéroe de Marvel. ¿Quién sabe?

Dicen los científicos que mientras hay otras personas que intentan construir máquinas que permitan dar forma a nanomateriales más pequeños, ellos han preferido optar por un camino distinto para llegar al mismo resultado. Y aunque todo suena a ciencia ficción, ya hay buenas ideas sobre la mesa que permitirán aprovechar esta tecnología. Por ejemplo, hablan de la nueva generación de chips tecnológicos que dejarán en pañales a los microchips. Los nanochips lo serán todo en un futuro cercano. También ponen el ejemplo de los robots que se meterán en el organismo a atacar células cancerígenas de manera inteligente, no dañando el resto del organismo.

El secreto del uso del láser no solo se encuentra en el disparador, sino en un gel absorbente muy común que se usa en pañales y que sirve de forma clave para que el sistema funcione. El sistema por el que funciona es particular. Lo primero que hacen es crear una estructura con el gel absorbente y el láser, como si estuvieran escribiendo en 3D con un bolígrafo. A partir de ahí adjuntan cualquier tipo de material, como partículares, ADN o metal, y la unen a la estructura. Después realizan el proceso de encogimiento y pasa a tener un tamaño de nanopartícula.

Las previsiones para esta tecnología son muy positivas, dado que se cree que en un futuro cercano será algo accesible de lo que podremos hacer uso en casa o la escuela porque no usa ningún tipo de material tóxico o peligroso.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 2,00 de 5)
2 5 2
Loading ... Loading ...