Broadcom apuesta por mejorar la batería de los wearable

Broadcom, así como Texas Instruments, tienen equipos que están trabajando para que las baterías de los smartwatch duren más tiempo.

Samsung Gear 2

No hay que irse muy lejos para saber que el principal problema que acusan los dispositivos wearable en la actualidad se encuentra en la poca eficiencia de sus baterías. Es un problema que se debe solucionar si los fabricantes quieren que este tipo de terminales puedan llegar a tener éxito entre todo tipo de usuarios. Y si bien hay empresas que se están esforzando para intentar que los wearable duren más tiempo encendidos por su batería, lo que se espera es que otras empresas consigan dar forma a plataformas añadidas en las que los chips puedan ser más eficientes.

Dos de los fabricantes que están desarrollando su actividad en este sentido son Texas Instruments y Broadcom, que pretenden conseguir una eficiencia mayor para los wearable. Buscan que los consumidores puedan tener dispositivos que ofrezcan una resistencia superior y que así podamos confiar en los relojes inteligentes como terminales que no tengamos que recargar todas las noches.

A los usuarios les interesa que su reloj pueda estar en su muñeca de forma habitual y que no tenga tanta dependencia de la electricidad como el smartphone o el tablet. Esto aporta, al mismo tiempo, una interactividad superior con el dispositivo y si algo tienen que garantizar los wearable es que son realmente interactivos, tanto que no necesitemos ni siquiera quitárnoslos en todo momento.

Broadcom ha hablado sobre el trabajo que está haciendo y se vislumbra un futuro prometedor para los wearable. Según la información que ha desvelado, su nueva plataforma será capaz de asegurar que los chips de los smartwatch reduzcan el consumo energético y que sean capaces de durar más tiempo encendidos. Su primer paso es alcanzar un rendimiento que sea superior a la media que se está ofreciendo, estipulada actualmente en unos dos días de duración. A partir de ahí se seguirá trabajando y en un escenario muy positivo los usuarios no tendrían que tener el reloj en el cargador salvo una vez a la semana a lo sumo.

El equipo de Texas Instruments es un poco más ambicioso. Sus declaraciones han llevado a que imaginemos que la batería que proporcionarán será tan eficiente que podrá durar a lo largo de varias semanas de uso. Para ello los chips reducirán su tamaño y baterías que no sean tan grandes, una combinación que será clave a la hora de lograr esta mejora en el rendimiento. La presentación de estas nuevas ideas no debería alargarse demasiado, dado que 2015 va a ser el año del boom de los wearables.

Vía: Broadcom

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...