Blade Runner 2049 presentará un futuro distinto a como lo imaginamos

La película Blade Runner 2049 profundizará en un futuro en el que la tecnología se ha desarrollado de manera distinta.

Secuela de Blade Runner

Dentro de pocos días se estrenará en cines la película Blade Runner 2049, en al cual se ha depositado un gran interés no solo por el argumento (que ya era hora de volver a ver a cierto personaje en la gran pantalla), sino porque de nuevo nos llevará al futuro. La primera entrega de la saga ambientó su historia en el año 2019, lo que deja cierto margen a los responsables de la franquicia para que nuestra mente quede abierta a que eso “aún puede ocurrir”. Esta secuela se sitúa en 2049 y lógicamente habrá un salto evolutivo importante a nivel tecnológico.

Uno de los grandes retos de los responsables de la cita se ha encontrado en ser consecuentes con el mundo de Blade Runner, pero manteniendo cierta perspectiva lógica con nuestro mundo. La gran diferencia en la previsión que se hizo en los 80 es que en Blade Runner no existen los teléfonos móviles. Ni el iPhone ni el Galaxy, nada de nada. Por eso había grandes dudas de qué hacer para la secuela. Al final se ha intentado que todo tenga una lógica dentro de la visión de un futuro de un mundo alternativo en el que no tardaremos en sumergirnos.

Por lo que parece, el mundo futuro de Blade Runner 2049 no depende tanto de los datos digitales como sí ocurre en nuestra realidad en 2017.

Esto era necesario, porque si nos imaginamos al protagonista detrás de un ordenador buscando toda la información en Google, seguro que nos aburrimos. Había que darle a la película un estilo diferente en un mundo que ha crecido de una manera alternativa. Estos cambios los podemos ver también en la presencia de determinadas marcas tecnológicas que aparecen en la película. El director ha querido mantenerse fiel al mundo que ya se mostró en Blade Runner e incluir marcas que incluso están desaparecidas en nuestra realidad, pero que en Blade Runner 2049 aún existen. Eso crea un sentimiento extraño entre los espectadores y de cierta nostalgia. Ocurre con Atari, que en la década de los 80 fue líder y por eso se integró en Blade Runner, pero que en la actualidad es solo una sombra de lo que representó.

Al mismo tiempo, al recuperar las marcas que existieron hace 30 años en Blade Runner, se ha dejado de lado la posibilidad de incorporar marcas actuales de nuestro mundo, como es el caso de Apple. Todo ello invitará a ver un futuro muy distinto y original.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...