Alemania no quiere que los niños usen smartwatch

Los smartwatch se convierten en el número 1 de los alemanes al prohibirlos entre los más jóvenes.

Smartwatch de Apple

En la era digital en la que vivimos cada vez con más frecuencia se lanzan al mercado nuevos dispositivos basados en las últimas tecnologías. Uno de los que ha alcanzado una mayor popularidad en los últimos tiempos es el smartwatch, un reloj inteligente a través del cual se pueden llevar a cabo diferentes funciones.

Y aunque los usan todo tipo de personas, la Agencia Federal Alemana de Internet ha emitido recientemente un comunicado oficial en el que se prohíbe que los niños del país puedan hacer uso de este tipo de relojes, principalmente aquellos que ofrecen una función de control parental y supervisión.

La explicación que ha dado el organismo acerca de este tema es que tras haber llevado a cabo un minucioso estudio se ha llegado a la conclusión de que muchos padres utilizan los relojes de sus hijos para saber lo que hacen ellos y también los de su alrededor. Principalmente los mayores datos se concentraban en el “espionaje” a los profesores mientras impartían clases.

Según la ley impuesta en Alemania, ninguna conversación o persona puede ser grabada sin su consentimiento, por tanto esta práctica es totalmente ilícita y puede llegar a ser castigada. Hay que tener en cuenta que algunos padres podían beneficiarse de controlar el dispositivo a través de un terminal externo y utilizarlo desde un lugar diferente al que se encuentra el usuario. De hecho, la mayoría de estos relojes tienen una tarjeta SIM que ofrece la posibilidad de restringir las llamadas en serie, entre otras cosas. Por este motivo, la Agencia Alemana ha tomado medidas contra aquellos vendedores que pongan en el mercado este tipo de productos y a su vez a los dueños que cuenten con smartwatch se les ha avisado a través de un correo ordinario de que se deshagan cuanto antes de estos dispositivos. Quienes demuestren que lo han hecho recibirán un certificado de destrucción.

Los relojes inteligentes se han vuelto muy populares entre los niños alemanes de entre 5 y 12 años y la situación preocupa mucho a las autoridades de este y otros países cercanos. El mes pasado el Consejo Noruego del Consumidor publicó un detallado informe acerca de las consecuencias negativas que podía traer el uso de este tipo de relojes. Incluso en 2016, consumidores estadounidenses ya denunciaron la venta de estos productos a las autoridades pertinentes del país. Mientras tanto los smartwatch siguen buscando su sitio en un mercado que cada vez los trata de forma más hostil.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...