Xbox Series X llegará en noviembre, pero sin Halo Infinite

Se confirma el mes de lanzamiento de Xbox Series X y al mismo tiempo el retraso de Halo Infinite hasta el año 2021.

Microsoft les ha dado a los usuarios una de cal y otra de arena al anunciar/confirmar que Xbox Series X se pondrá a la venta en el mes de noviembre. No es una sorpresa que nos haya dejado con la boca abierta, porque ya intuíamos que este sería el momento en el cual se pondría a la venta a la vista de las pistas y filtraciones que se habían llevado a cabo con anterioridad. Pero siempre es positivo que al menos sepamos el momento en el cual se va a comercializar la consola.

Lo negativo de esto es que Microsoft ni ha dicho el día exacto de lanzamiento (se rumorea que la primera semana de noviembre) ni tampoco ha desvelado el precio de la máquina. Esto último es lo que más molesta a los usuarios, que están viendo que Microsoft y Sony no pueden dejar de jugar al ratón y el gato en cuanto a lo relacionado con determinar un precio para su nueva máquina.

Microsoft está esperando a ver qué precio anuncia Sony porque no quiere que su consola sea más cara. La misión de la nueva Xbox es tener un coste tan asequible que los usuarios se decanten por ella a la hora de elegir entre las dos nuevas consolas. Ese factor de atracción podría verse motivado por un descuento de alrededor 50 euros respecto al coste de PlayStation 5. No es una cantidad que marque la diferencia de forma extrema, pero cuando compramos una nueva consola cualquier posible ahorro es bienvenido.

Por eso Microsoft quiere ser la compañía que lance la nueva consola de mejor precio, para tener algo que les dé un empujoncito. Porque está claro que lo van a necesitar. El principal motivo de ello es la otra noticia que se ha anunciado en las últimas horas: Halo Infinite se retrasa hasta el año 2021. Y si bien por un lado era algo que pedíamos a gritos, porque la calidad del juego respecto a lo visto en el último trailer era realmente alarmante, no deja de ser un problema que el juego exclusivo más interesante del lanzamiento de la consola se haya quedado aplazado al próximo año.

El problema añadido de la ausencia de Halo Infinite en el lanzamiento se encuentra en que Xbox Series X no tenía tampoco a priori un catálogo de salida que fuera tan espectacular. Y buena demostración de ello es que Microsoft utiliza el comunicado donde retrasan Halo para destacar las bondades de la retrocompatibilidad de su consola, intentando convencer al público para que compre la máquina debido a ello y a los juegos third party que se lanzarán de manera multiplataforma. Así es como Microsoft deja su nueva consola en un nivel de debilidad extremo para un momento clave en el cual la empresa sabía desde el principio que tenía que poner todo el músculo posible.

Lo peor es que se dice que Halo Infinite lleva en desarrollo cinco años. ¿Pero cinco años con qué medios y recursos? Sabemos que Microsoft está economizando en el desarrollo de sus videojuegos para tener que invertir menos dinero y que las cuentas salgan más rentables. La compañía está apostando por su Game Pass de tarifa plana y los volúmenes de ingresos tienen que ser sensiblemente inferiores a los que obtenían cuando todo el mundo tenía que pagar por jugar a sus nuevos juegos. Eso es algo que ya dijimos anteriormente que no puede ser bueno para la industria y que de forma inevitable va a terminar pasando factura a la calidad de los juegos. La situación con Halo Infinite lo confirma bien.

El lanzamiento de las anteriores Xbox

Para que veamos cómo han ido cambiando las cosas solo hay que hacer un poco de repaso histórico y ver cómo fue el lanzamiento de las anteriores Xbox. La primera consola de Microsoft se lanzó el 14 de marzo de 2002 con los siguientes juegos exclusivos:

  • Amped: Freestyle Snowboarding
  • Blood Wake
  • Dead or Alive 3
  • Fuzion Frenzy
  • Halo: Combat Evolved
  • Jet Set Radio Future
  • Mad Dash Racing
  • Oddworld: Munch’s Oddysee
  • Project Gotham Racing
  • Rallisport Challenge
  • Star Wars: Obi-Wan

En la siguiente generación llegó Xbox 360, que estuvo disponible desde el día 2 de diciembre de 2005 con este catálogo de títulos exclusivos:

  • Amped 3
  • Condemned: Criminal Origins
  • Kameo: Elements of Power
  • Perfect Dark Zero
  • Project Gotham Racing 3
  • Quake 4

Así llegamos a Xbox One, que se puso a la venta el 22 de noviembre de 2013 con estos juegos exclusivos:

  • Crimson Dragon
  • Dead Rising 3
  • Fighter Within
  • Forza Motorsport 5
  • LocoCycle
  • Powerstar Golf
  • Ryse: Son of Rome
  • Zoo Tycoon

Y hay que tener en cuenta que algunos de esos juegos ya solo estaban disponibles de forma digital, ya que se trataba de pequeñas producciones. Viendo esta situación y teniendo en cuenta que es posible que Microsoft no tenga ningún exclusivo de producción propia para Xbox Series X, nos parece que el lanzamiento de la consola va a ser bastante desolador. Por ello Microsoft va a necesitar una muy buena campaña de marketing y un ajuste de precio para poder imponerse a su rival, sobre todo a la vista de que Sony sí parece que lanzará la consola con juegos propios de interés general.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...