Xbox Series X, la nueva consola de Microsoft se presenta en sociedad

La consola Xbox Series X será la sucesora oficial de Xbox One y se ha confirmado que llegará en la Navidad de 2020.

En la Navidad de 2020 llegará a las tiendas Xbox Series X, la nueva generación de la máquina de Microsoft, con la cual se dará sucesión a Xbox One. Microsoft ha sorprendido al público desvelando la primera imagen de la consola durante la celebración de los The Game Awards 2019, en la cual se ha reafirmado que su lanzamiento cambiará la forma de jugar de los usuarios. El discurso es el habitual, pero ha sido breve y al menos ha dejado de lado cualquier tipo de referencia a la reproducción de vídeo, las funciones adicionales con las que debutó Xbox One y todo aquello que Microsoft ha comprobado que no acaba interesando a los usuarios.

El diseño de la consola es más parecido al de un ordenador de sobremesa, algo que se venía rumoreando desde hace años, dado que el destino de este tipo de hardware siempre ha sido acercarse cada vez más a la manera en la que funcionan y se diseñan los ordenadores. Es muy alta, tiene un botón con el logo de Xbox para el encendido y también incluye (todo el mundo tranquilo), bandeja para introducir discos físicos.

La transformación es posible que marque tendencias por extraña que resulte a primera vista y posiblemente sea algo que ayude mucho a Xbox Series X a ofrecer una mejor ventilación. También habrá que ver si la consola ofrece distintas opciones para personalizar el hardware con componentes en vez de recurrir a la típica venta de varios modelos con distintas características.

¿Qué se puede decir de la consola? Lo que ha hecho Microsoft ha sido presentar una cinemática de Senua’s Saga: Hellblade 2, primer juego presentado corriendo bajo Xbox Series X. La intención de Microsoft era que viéramos el potencial de la consola para reflejar animaciones y emociones reales. Y es algo que ha conseguido sobradamente, dado que la cinemática, aunque bastante exagerada en general en cuanto a la representación de los rasgos del personaje principal, se ha ocupado de mostrar lo que se puede hacer con el potencial de la nueva generación de Xbox.

Estos resultados se obtienen con una CPU cuatro veces de la potencia de Xbox One y con capacidad para gráficos en 8K y frecuencia de 120Hz. El resultado de esta potencia se ve representado en el diseño de la máquina. Para Microsoft cambiar el diseño de la máquina y darle ese tipo de envergadura era la única forma de poder sacar el proyecto adelante. Tiene un potente sistema de ventilación cuyo objetivo es que la consola haga el menos ruido posible y que así se camufle bien en el resto de nuestro sistema de entretenimiento por mucho que haga uso de componentes de gran potencia. El diseño general es minimalista y sigue la tendencia de Xbox One en cuanto a intentar, como explicamos, pasar desapercibida.

Sobre el mando, no se han hecho muchos cambios. Xbox siempre ha tenido mandos excelentes que han despertado la ovación del público y el de Xbox One era realmente bueno. La revisión de Xbox Series X introduce un botón de Share al estilo del que tiene el DualShock 4 de Sony, y se han realizado también algunos ajustes en el diseño para que sea más cómoda su utilización. Pero en general se mantiene en un diseño clásico. El mando es más pequeño para que el nivel de facilidad de uso aumente aún más. Con el mando de Xbox One han conseguido ser un mando que encaja en las manos de un 95% de los usuarios, mientras que con el mando de Xbox Series X aumentarán al 98% gracias a las modificaciones implementadas.

Microsoft quiere que su consola sea la más potente de la generación, pero también aspiran a proporcionar un excelente rendimiento a los jugadores. Para ello Xbox Series X tendrá memoria RAM GDDR6 de gran velocidad y usará un NVMe SSD, de manera que se proporcionarán mejoras, como poder continuar las partidas que comencemos en cualquier momento de una forma simultánea en distintos juegos y no solo en el que hayamos dejado abierto como ocurre en la actualidad. La compañía se ve ilusionada con el proyecto y con lo que puede conseguir si cumple con los intereses y necesidades de los usuarios.

Sobre los juegos, de momento conocemos dos: el ya mencionado Senua’s Saga: Hellblade 2, que no tiene fecha de lanzamiento, y Halo Infinite, que sí estará disponible para el lanzamiento de la consola. Se desconoce si el desarrollo del juego de Ninja Theory avanzará a la velocidad suficiente como para llegar a la salida de la consola, pero los fans esperan impacientes.

Por ahora la manera en la que Microsoft ha presentado la consola es buena, satisfactoria, porque ha ido al grano y se ha dejado de relleno como el que hubo cuando se anunció Xbox One. Hay mucho que demostrar y la lucha con PlayStation 5 va a ser muy intensa, dado que los japoneses también saben hacer su trabajo de una manera excelente. Pero de momento, nos quedamos con ganas de más.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...