Xbox One busca su lugar en la Gamescom 2017… sin éxito

La conferencia de Xbox One durante la Gamescom 2017 ha sido tan horrible como esperaban los menos optimistas.

Xbox One Gamescom

Quienes en su tiempo fuimos seguidores fieles de Xbox 360 estamos esperando impacientes a presenciar el momento en el cual Xbox One comience a marcar tendencias, porque de momento nada de nada. Cada evento de los últimos meses es una oportunidad desaprovechada por Microsoft para lograr que su consola vuelva a ser relevante. Nos da mucha pena por lo que ha representado Microsoft en los videojuegos y por lo importante que fue Xbox 360 (vaya pedazo de generación aquella), pero por ahora nos da la sensación de que hasta ellos mismos dan por perdida esta batalla y están preparándose para la siguiente.

Xbox One X

No debería sonar tan descabellado. Lo que no quiere Microsoft es retirarse al completo de los videojuegos, cosa que nosotros vemos muy loable. Eso implica que no pueden decidir de la noche a la mañana que Xbox One se quede tal cual, pero también creemos que ellos mismos conocen sus limitaciones y que tienen un producto fallido en sus manos. Solo tienen que esperar el momento justo. Es como ocurre en el mundo del cine con la productora Fox. Sabe que sus películas de Los 4 Fantásticos son auténtica morralla, pero sigue haciendo una de vez en cuando para mantener el derecho a hacerlas (para que no expire la licencia) esperando a que llegue una oportunidad de verdad para hacer una buena película.

¿Juega Microsoft con los usuarios por bailar este baile? Quizá un poco, pero como no lo hacen de forma pública no hay de qué disculparse. O quizá Microsoft solo está siendo descuidada de forma involuntaria y no haya segundos planes en sus lanzamientos. Nosotros creemos que sí, que Microsoft planea algo más gordo para la sucesora de Xbox One, al menos lo esperamos, porque confiamos en que valen más de lo que están demostrando ahora.

Todo esto viene a tenor del evento que realizaron ayer en vivo con motivo de la Gamescom 2017 y el cual tuvimos la ocasión de ver como seguro que hicisteis muchos de vosotros. No sabemos cuántos lo acabaríais de ver por lo soporífero que fue. Lo bueno es que se confirmó la fecha de llegada de Xbox One X y de su edición especial Project Scorpio, lo que nos parece más una mala broma que un producto real para su comercialización. La máquina llegará el 7 de noviembre y entre las características de las que hará gala tal y como se ha anunciado en el evento estará la posibilidad de transferir los datos que tengamos en nuestra Xbox One. ¿Y de verdad eso se puede considerar algo como para anunciarlo a bombo y platillo? ¿tan bajo hemos caído? Por supuesto que vamos a poder pasar nuestros datos, faltaría más. Es como si nos dicen que una de las características de la consola es que podamos conectar un mando y jugar.

Las novedades sobre la consola son tan irrelevantes que nos da un poco de pereza comentarlas. Una de ellas es el modo nocturno en el cual todo tendrá una visualización más apropiada para la noche. Eso lo hacen muchas de las televisiones smart actuales y se nos ocurren muchas razones para que no tenga que ser algo que se anuncie en un evento de esta magnitud.

Xbox One y Disney

Los juegos

Después de la consola vinieron los juegos. Esperábamos algo, una exclusiva interesante, un juego atractivo que provocara algún giro de guion. Pero lo más interesante que se anunció fue Jurassic World Evolution, un juego que pinta muy bien, pero que ni siquiera es exclusivo, porque también se lanzará en PC y PlayStation 4. También se anunció la versión definitiva de Recore, que se trata de una remasterización de un juego que se comercializó en el pasado año para la propia Xbox One. ¿Estamos locos o qué decisiones son estas?

Lo demás es todavía peor. Primero, se convierte en noticia de interés general que el servicio Xbox Game Pass llegue a más países y algunos de los juegos que se anuncian siguen la misma línea actual, nada de lo que sorprenderse. Segundo, la siguiente exclusiva es el relanzamiento en Xbox One de los juegos (ojo al dato): Rush: A Disney Pixar Adventure, Disneyland Adventures y Zoo Tycoon. Los tres estuvieron en Kinect para Xbox 360, pero el tercero, Zoo Tycoon, ¡ya estaba disponible en Xbox One! Todo es tan absurdo que asusta. La novedad es que los tres juegos se jugarán con mando, sin Kinect ni nada por el estilo. Aquí es la propia Microsoft la que se mete dos buenos puñetazos. El primero, por recuperar tres juegos que, en realidad, tampoco han pasado a los anales de la historia como los mejores de Kinect. Y el segundo, por dejarnos claro que los tiempos pasados con Kinect están para que los olvidemos porque ahora mola de nuevo jugar con mando normal y corriente.

El resto

El resto de la conferencia nos dejó con tan mal cuerpo que intentamos resumirla por dejar el artículo cerrado en condiciones. Se anunció una Xbox One S de de Minecraft, nuevos colores de los mandos y se mostró un repertorio de trailers de próximos juegos de las empresas que lanzan sus títulos multiplataforma. Lo que más nos dolió fue la mala idea de Microsoft de mostrar trailers correspondientes al E3 de nuevo en la conferencia. Hombre, si no tienes un nuevo trailer del juego que sea lo más lógico es omitirlo y punto. Todo el mundo sabe que esos juegos llegarán a Xbox One, no es necesario que nos llenes de emoción esperando nuevos trailers para enseñarnos los que ya vimos hace unos meses.

Xbox One X Escorpio lanzamiento

Hay tantas cosas que fallan en Xbox One y en la estrategia general de Microsoft que como decíamos antes, sabemos que tiene que haber algo más. Lo que nos preguntamos es si todo este intento de supervivencia no les va a costar demasiado dinero a las arcas de la compañía. Porque pinta demasiado mal. No sabemos qué ocurrirá la próxima Navidad con Microsoft y su consola, pero sabiendo que Nintendo Switch está en uno de sus momentos más dulces y que PlayStation 4 sigue imponiendo su ley, desconocemos qué cuota de mercado le quedará a la máquina de Microsoft.

A quienes seguís ilusionados con Xbox One os damos un buen aplauso porque estáis sufriendo tanto en estos últimos meses que no hay duda de que sois unos auténticos valientes. No perder la fe en Microsoft después de estos batacazos es sinónimo de que estáis hechos de auténtico roble macizo. Nosotros ya nos hemos decidido quedar al margen de Xbox, rendirnos de momento a la espera de que la situación mejore en el futuro. Nunca olvidaremos lo bien que nos lo pasamos con Xbox 360, que durante muchos años fue nuestra plataforma número 1 por delante de PlayStation 3. Pero los tiempos de esa época en comparación a los de Xbox One son tan distintos que no hay manera de salvar el barco. Está a la deriva y encima se está hundiendo. Con Xbox One X solo provocan otro agujero para que el navío se hunda más rápido y lanzamientos como Rush: A Disney Pixar Adventure o Zoo Tycoon también harán lo suyo para que la situación se siga desmadrando de una forma terrible. Todas nuestras energías están con vosotros sufridos usuarios de Xbox One.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...