Una nueva patente nos muestra más de Nintendo NX

Es posible que Nintendo NX cuente con un pequeño accesorio que conectaremos y desconectaremos de la consola a placer.

Consola Nintendo NX

Poco a poco vamos conociendo más sobre el próximo hardware de Nintendo, aunque ya sabéis que hasta anuncio definitivo nada de lo que se comenta es “real”. Son suposiciones, teorías e ideas que se generan desde una patente, que ha registrado Nintendo y que, como de costumbre, lo más posible es que no estuviera previsto que se filtrara a la prensa. Pero la gente de NeoGAF es experta en descubrir lo indescubrible, así que era obvio que antes o después las patentes de Nintendo irían viendo la luz. En este caso la patente en cuestión viene a remarcar los rumores que hemos venido escuchando desde hace unos meses.

Estos nos hablan de un pequeño accesorio que se podrá conectar y desconectar del dispositivo principal siempre que lo necesitemos. ¿Cómo se usará y bajo qué circunstancias? Eso es lo que todavía no sabemos de ninguna de las maneras. Hoy por hoy lo que estamos viendo en estas patentes es un dispositivo que parece un tablet y al cual vamos a conectar “algo”. La patente previa mostraba el tablet con dos mandos que se desconectaban de los lados para que los pudiéramos usar como los mandos de una consola de sobremesa normal.

Hoy la patente cambia el diseño, porque lo que vemos es un pequeño accesorio de forma extraña que se conecta en un lado y que tiene cuatro botones. Dice el registro de la patente que este accesorio tendrá un sistema rotatorio que a nosotros, no sabemos porqué, nos hace pensar en los teléfonos de cable tradicionales (aquellos en los que le dabas la vuelta al número).

Lo mejor es que la patente incluye información sobre cómo funcionará el accesorio. Por lo que parece el dispositivo principal (lo que estamos llamando un tablet aún a sabiendas de que no se trata de uno) utilizará una cámara de infrarrojos que sabrá cuándo hemos conectado el accesorio y qué movimientos hemos realizado en el mismo. Los infrarrojos tendrán otras finalidades de las que no se ha desvelado información en profundidad, pero hay que remitirse de momento a que gracias a su presencia no habrá que dar ningún tipo de energía al accesorio de poner y quitar.

Los infrarrojos también detectarán el movimiento de las manos en determinadas posiciones. Por ejemplo, se detalla una muestra en la cual haremos la acción de piedra, papel y tijera con la mano al lado del dispositivo y este la reconocerá para traspasar el dato a la consola o al juego que tengamos activo. En teoría esto debería ser usado para un concepto revolucionario, pero de momento se nos escapa la idea de lo que está preparando Nintendo exactamente.

Mando de Nintendo

Por lo que parece, la empresa japonesa quiere destacar de nuevo mediante algo distinto, un producto que como Wii en su tiempo pueda reescribir el uso de los videojuegos. No es fácil en los tiempos que corren y si prescinden de un hardware más grande para limitarse a un sucedáneo de tablet es posible que se estén arriesgando demasiado. Pero se comenta que con la consola podrían volver los “cartuchos” en forma diminuta, lo que encajaría en que el tablet sea el único hardware que determine a la máquina, dado que estas tarjetas de juego se meterían en uno de sus lados como si fueran tarjetas microSD. Aún así, como os decíamos, todavía es pronto para sacar conclusiones que, en su mayor medida, creemos que van a ser muy precipitadas.

Confiamos en que Nintendo tenga algo en la chistera, una genialidad después de haberse tropezado con Wii U y que así recupere la esencia del mercado. Hay quienes sí saben más de los planes de Nintendo con NX y afirman que el objetivo de la empresa japonesa nunca será competir con los usuarios que necesitan un hardware como PlayStation 4 para estar satisfechos. Ese tipo de afirmaciones nos preocupan, dado que no queremos ver a Nintendo convertida en un mal reflejo de lo que fue en el pasado. Pero si han tenido una idea tan buena como la comercialización de la maravilla retro Nintendo NES Classic Mini, suponemos que habría que confiar en ellos y en sus futuras decisiones.

En estos momentos se puede decir que tenemos el corazón en un puño esperando al Tokyo Game Show para saber si aquí hay futuro o si Nintendo va a ir diluyendo su presencia en el mercado del videojuego todavía más. Ya seamos seguidores de Sony o de Microsoft, nadie debería desear que Nintendo patinara de nuevo, dado que de su permanencia en el sector depende, en cierta medida, que se mantenga la estabilidad en un mercado que necesita a las tres compañías en forma. Nintendo no se puede convertir en otro ángel caído como Sega, que desde que no hace consolas es solo un llanto del pasado al cual se recuerda con nostalgia.

Vía: NeoGAF

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...