Microsoft sabe que tiene que mejorar con Xbox Series X

La nueva consola de Microsoft, Xbox Series X, se presentó a través de una maniobra de marketing totalmente inesperada.

Xbox Series X

Ver a una empresa como Microsoft reconociendo que no está pasando por un buen momento de forma y que tienen que mejorar no es algo habitual. Pero siempre es positivo verlo, en especial cuando el público está esperando impaciente ver el próximo gran producto de la compañía. En el caso de Microsoft lo que se espera con más ganas de 2020 es el lanzamiento de Xbox Series X, la consola que dará sucesión a Xbox One y que tal y como la entidad reconoce debería mejorar para recuperar la cuota de mercado que ha perdido en la presente generación en su lucha contra PlayStation 4.

En últimas declaraciones, Phil Spencer, máximo responsable de la división Xbox en Microsoft, cuya cabeza pende de un hilo si la próxima generación no arregla la situación corporativa, ha hablado de las últimas decisiones que han tomado por el momento. Una de las más grandes fue decidir anunciar la consola en la ceremonia de los Game Awards, lo que hay que reconocer que sorprendió a medio mundo.

Por lo general las grandes presentaciones de cualquier compañía de renombre se llevan a cabo en eventos propios o en ferias del talante del E3, pero no en una gala que se retransmite en streaming y que se utiliza para entregar premios. Sin duda, fue algo que no se esperaba y que podía servir como efecto positivo o como una de las peores decisiones tomadas por Microsoft. Pero por suerte para Spencer, la jugada le salió bien.

Phil Spencer reconoce que la decisión, aunque dependió de su última palabra, no se basó en una idea suya, sino que fue la iniciativa de una de las mujeres que trabajan al frente de la unidad de marketing. Esta especialista le comentó que necesitaban hacer algo distinto que nadie esperaba y fue muy insistente en cuanto a la necesidad de plantarse en los Game Awards presentando su consola cuando nadie se lo esperase. Encajó en lo que la empresa está intentando hacer para que en la próxima generación puedan recuperar el terreno que han perdido en manos de Sony.

Son conscientes de que trabajando como han trabajado hasta ahora se han quedado atrás y que tienen que hacer algo diferente. Pero le preocupaba que durante la gala de los premios hubiera demasiadas nuevas presentaciones de juegos y que su consola quedara un poco eclipsada. Al final todo le salió a pedir de boca y manifiesta abiertamente su admiración por el trabajo de Geoff Keighley y por cómo ha conseguido convertir su ceremonia en uno de los eventos más multitudinarios del año para el mercado de los videojuegos.

Xbox Series X 2020

La presentación de Xbox Series X se llevó a cabo en conjunto con la de Hellblade 2, que será uno de los primeros títulos exclusivos que tendrá la próxima consola de Microsoft. De ambos vídeos, de ambas presentaciones, Phil Spencer comenta que funcionaron bien. También reconoce que todo podría haber salido mal por tener la idea de presentar en una gala como los Game Awards, pero deja claro que a partir de ahora no se van a conformar con hacer lo de siempre y que seguirán probando cosas nuevas, siendo conscientes de que algunas veces les saldrá bien y otras seguro que no tan bien.

Sobre esta nueva consola sabemos muchas cosas ya, pero por ahora su catálogo de juegos queda en el misterio. Tenemos claro que Hellblade 2 y Halo Infinite serán títulos de lanzamiento y ya se trata de dos grandes lanzamientos muy a tener en cuenta. Además, se ha dejado claro que la consola será compatible «con toneladas» de juegos antiguos de Xbox One, Xbox 360 y Xbox, lo que lleva la retrocompatibilidad a primer plano del sector como se cree que también acabará haciendo Sony y su PlayStation 5 para no quedarse atrás.

Xbox Series X será uno de los principales intereses del próximo E3, en el cual por la ausencia de Sony Microsoft tendrá la oportunidad de volver a tener todo el protagonismo para ellos. También se espera que la feria sirva para conocer la mayor parte del catálogo de lanzamiento de la máquina. Si Microsoft juega bien sus cartas podría recuperar el terreno perdido y regresar en volumen de ventas y relevancia a los tiempos de Xbox 360, generación en la que la máquina estuvo totalmente al nivel de PlayStation 3 e incluso por encima de la máquina de Sony durante largos periodos de tiempo. Que la nueva Xbox tenga acceso al catálogo de Xbox 360 y también al de la Xbox original son armas que seguro que le ayudan a llegar mucho más lejos. La única forma de que Sony pueda contrarrestar eso sería dando soporte a la primera y la segunda PlayStation, algo que sería realmente redondo.

En unos meses la guerra de las consolas estará en su máximo nivel de interés una vez más y, de momento, parece que Microsoft está preparada para ello.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...