Las tarjetas de 64GB de Nintendo Switch se retrasan a 2019

Las tarjetas de juego de Nintendo Switch de 64GB no estarán disponibles hasta el aún lejano año 2019.

juego Nintendo Switch

Nintendo Switch fue la consola de sobremesa que intentó demostrar a los usuarios y expertos que el formato de disco estaba acabado y que necesitaba un reemplazo. La entidad japonesa volvió al formato de cartucho, aunque más exactamente al formato de tarjeta, dado que los juegos de la consola son más parecidos a los de Nintendo 3DS que a los de Nintendo 64.

El problema del cambio de formato era el espacio. La mayoría de los juegos de Nintendo Switch utilizan tarjetas de 16GB que son moderadamente económicas en cuanto a su fabricación. Algunos juegos requieren tarjetas de 32GB y esto suele suponer un problema para el editor del título en cuestión, dado que el coste aumenta. En el caso de requerir más espacio lo que hacen las empresas es recurrir a las descargas, lo que molesta bastante al usuario a la vista de que tiene que gastar espacio personal de su consola o de su tarjeta de memoria.

La solución serán las tarjetas de 64GB que deberían llegar pronto, pero que se han retrasado hasta el próximo año 2019.

Esto supone un duro varapalo para Nintendo Switch, que confiaba en la disponibilidad de las tarjetas de 64GB a mediados de 2018 como forma de atraer a más editoras y desarrolladoras de videojuegos. Algunos grandes nombres de la industria todavía no se sienten atraídos hacia el trabajo en Switch porque no saben cómo optimizar sus juegos para que entren en las tarjetas de Nintendo. Mientras eso siga ocurriendo habrá títulos de primera calidad que no llegarán a la consola de Nintendo y eso hará que sus ventas se vean afectadas.

Una solución podría encontrarse en lanzar juegos que se dividieran en dos tarjetas, de manera que el jugador tuviera que cambiar entre la tarjeta 1 y la 2 dependiendo del momento. Esto recordaría a los tiempos del formato CD, en los que era frecuente ver juegos que requerían dos CDs e incluso hasta cuatro discos en algunos de los casos. Pero por el coste de las tarjetas es algo que tampoco termina de convencer a Nintendo y a los editores de juegos en general.

Está por ver a largo plazo qué acaba ocurriendo con este problema y si la espera hasta 2019 es viable para una consola que sabe que en ese momento recibirá la competencia más dura por parte de la llegada de la nueva generación de consolas (PlayStation 5 y suponemos que la sucesora de Xbox One).

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...