E3 2019: Termina el trabajo en la retrocompatibilidad para Xbox One

Microsoft desvela la lista de los últimos juegos que se unen al servicio de retrocompatibilidad de la consola Xbox One.

Retrocompatibilidad

Nos gusta el enfoque actual que está adoptando Microsoft con la política sobre su Xbox One y sobre el futuro de Project Scarlett, su sucesora, porque se aprecia mucha sinceridad en sus palabras. Por otro lado, se están volcando en la retrocompatibilidad, algo que dejaron de lado en el lanzamiento original de Xbox One e incluso sobre lo que tiraron piedras indicando en más de una ocasión que no era un tema relevante. Ahora el enfoque de Microsoft ha cambiado totalmente y se nota que se preocupan de los jugadores y de sus colecciones de juegos.

Por eso cuando la compañía anuncia que termina la llegada de títulos retrocompatibles a Xbox One porque necesitan ponerse a trabajar de forma absoluta en la retrocompatibilidad de Project Scarlett, lo único que podemos hacer es quitarnos el sombrero. Nos quitamos el sombrero ante ellos y les decimos que mucho ánimo con el trabajo que están haciendo, porque aún a riesgo de equivocarnos, nos da la sensación de que su próxima Xbox va a ser algo muy grande que haga honor a las anteriores generaciones de Xbox.

Con la noticia de que se terminan las novedades de títulos retrocompatibles para Xbox One se desvela la lista de los últimos juegos elegidos. Por supuesto, todo lo retrocompatible que ya está disponible en Xbox One saltará también a Project Scarlett, así que nadie se preocupe por eso.

De la primera Xbox, ese mastodonte que recordamos con cariño, se añade la posibilidad de volver a jugar a cuatro títulos de la saga Splinter Cell: la primera entrega, Splinter Cell: Pandora Tomorrow, Splinter Cell: Chaos Theory y Splinter Cell: Double Agent. También se añade el juego de acción Armed and Dangerous, el inolvidable Indiana Jones and the Emperor’s Tomb, Spinx and the Cursed Mummy y un shooter que siempre mereció un mayor reconocimiento: Unreal Championship 2: The Liandri Conflict.

Clásicos

Saltamos al catálogo de Xbox 360, que también crece en Xbox One de forma considerable. Los juegos añadidos incluyen el reverenciado Asura’s Wrath de Capcom, los shooters Battlefield 2: Modern Combat, Far Cry Classic, Far Cry Instincts: Predator y Unreal Tournament III, además de RPGs como Enchanted Arms, Star Ocean: The Last Hope y Infinite Undiscovery, que siempre han tenido grandes legiones de seguidores. Nos alegramos mucho por la recuperación de Enslaved: Odyssey to the West, por el divertido Super Puzzle Fighter II Turbo HD Remix y porque se recuperan también los juegos Prince of Persia: The Forgotten Sands, Skate, Syndicate y Peter Jackson’s King Kong: The Official Game of the Movie. Además, un regalo gratuito para los jugadores: Too Human.

Y por último hay nuevos juegos mejorados para Xbox One… ¡que se pongan contentos los fans de Rare! Aunque en el E3 Microsoft le ha dado un duro golpe al historial de la compañía con ese terrible reinicio de Battletoads, al menos cumplen mejorando un gran grupo de juegos históricos de su catálogo de Xbox 360. La lista incluye Banjo-Kazooie, Banjo-Tooie y Banjo-Kazooie: Nuts & Bolts, además de Perfect Dark, Perfect Dark Zero, Kameo: Elements of Power y los dos Viva Piñata, el básico y Viva Pinata: Trouble in Paradise.

Con esto termina la apuesta de Microsoft por la retrocompatibilidad de Xbox One, pero nadie debe sentirse triste por ello. La empresa ha confirmado que se ha tratado de una de las mejores decisiones que podían haber tomado en los últimos años. Les ha dado un empujón notable que ha mejorado su imagen con los usuarios y han dejado claro que ahora se preocupan por su pasado, no solo por su presente y su futuro. Y eso es importante, porque lo que están haciendo es ser consecuentes con dar importancia a sus juegos y conseguir que la gente vea que de verdad les importa lo que hacen más allá de tener aspiraciones económicas de por medio. Nos da la sensación de que la retrocompatibilidad será una de las grandes bazas de Project Scarlett y quizá algo que les haga distanciarse de PlayStation 5 si Sony sigue en sus trece sin trabajar en dar soporte a sus juegos antiguos.

No se sabe mucho de la que será la rival de Project Scarlett, pero salvo que Sony tenga un plan magistral bajo el brazo pensado para la retrocompatibilidad, nos parece que será algo que quede en segundo plano con su próxima consola. Y ahí es donde Microsoft, que ya tiene un largo historial en el sector, puede aprovechar para hacer daño a sus rivales. A los usuarios, al fin y al cabo, les encanta revivir viejos tiempos y disfrutar de clásicos que no se olvidan con las ventajas de las nuevas generaciones, como la ausencia de tiempos de carga o la posibilidad de no tener que estar cambiando entre distintos discos. Microsoft ha aprendido bien la lección y ya sabe cómo piensan los jugadores en este sentido.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...