Dura polémica por el origen de las tripas de PlayStation Classic

PlayStation Classic ha generado mucha polémica debido al uso de un emulador gratuito en su interior.

retro PlayStation

Hay muchas cosas que están haciendo que la polémica sobre PlayStation Classic sea muy seria. A los usuarios no les ha gustado nada algunas decisiones que ha tomado Sony en cuanto a la fabricación y el lanzamiento de su esperada consola retro. Uno de los temas de mayor polémica se encuentra en el origen de las tripas de la máquina, en el corazón de la misma. Porque se ha descubierto que la consola no se basa en un motor interno creado por Sony, sino que la empresa de una forma inexplicable ha recurrido a un emulador creado anteriormente por los fans.

Eso se llama vagancia, con todas sus letras y con alguna exclamación de regalo. Descubierto el pastel sabemos que en el interior de PlayStation Classic está el emulador PCSX ReArmed, algo de lo que da propia fe la consola de Sony en su información de licencia (como es obligatorio, por supuesto). La empresa ha realizado algunas modificaciones para que el emulador funcione como deseaban, pero no dejan de haberse aprovechado de un desarrollo independiente.

Y aquí el problema no es solo la cutrez, porque hay que ser cutres para que una empresa como Sony, titánica en cuanto a medios e ingresos, recurra a un emulador que se distribuye gratuitamente por la red. El problema es que Sony ha utilizado uno de esos emuladores con los que tanto ha luchado y que tanto ha hecho para que desaparecieran (en su historial tiene varias victorias que acabaron con interesantes proyectos independientes).

¿Dónde está la ética y lógica de sus acciones? No pueden estar en contra de un desarrollo y luego aprovecharse de él vilmente para ahorrar dinero. En este caso lo que han utilizado es el proyecto PCSX Reloaded, el cual se originó como forma de conseguir que los juegos de la añeja primera PlayStation funcionaran en la consola portátil Pandora. Posiblemente no hayáis oído mucho hablar de ello, y quizá por eso Sony ha optado por utilizar este material pensando que pasarían desapercibidos.

retro PlayStation

En respuesta a este descubrimiento son muchos los usuarios que han optado por cancelar la reserva de su PlayStation Classic. Al fin y al cabo, Sony está creando una bonita carcasa para ella, pero no está haciendo nada que un emulador independiente no haga ya de por sí. A esto se le suma que hay otros factores que también están jugando un papel grave a la hora de ver cómo PlayStation Classic se puede convertir en el primer fracaso en cuanto a las consolas retro (y la que haga que la burbuja explote mucho antes de lo que se había previsto incluso en las situaciones más negativas).

Uno de los factores que no han gustado nada a los usuarios (y con razón) es que los juegos que vienen cargados en PlayStation Classic recurren a la versión americana. ¿Qué significa esto? no hay que decirlo muy alto: no habrá textos ni audio en castellano en ningún juego, ni siquiera en aquellos que en su época fueron traducidos o doblados a nuestro idioma. Una vez más, podemos definir esto como un acto de vagancia por parte de Sony, que no tiene muy claro que este tipo de cosas acaban pasando factura a su imagen y, sobre todo, a su volumen de ventas de un dispositivo como este. La empresa ha querido ahorrarse trabajo y esfuerzo en grandes volúmenes pensando que “los usuarios no se darán cuenta, solo quieren comprar la consola y coleccionarla”.

De haber hecho un lanzamiento en condiciones hubiera significado tener que recurrir a versiones localizadas de los juegos dependiendo del país, modificando el contenido interno de la máquina e invirtiendo mucho más dinero en el proceso. Entendemos que esto requiere más inversión, pero no hay duda de que es la forma de hacer las cosas, sin más vuelta de hoja. Habrá muchos usuarios que se sentirán muy decepcionados cuando comiencen a jugar a Metal Gear Solid y vean que no se ha incluido ni el audio en castellano ni los textos. Así Sony no está aportando nada al mercado ni incluso iguala lo que pueden obtener los jugadores si recurren a sus versiones en formato físico de antaño. La consola retro que presentan por este y otros factores acaba siendo una parodia de lo que Nintendo ha hecho con sus máquinas.

Porque no hablemos tampoco de la elección de juegos. Decisiones como dejar de lado sagas del tipo de Crash Bandicoot, Silent Hill, Spyro, Castlevania o MedieEvil no tiene sentido alguno. Quizá Sony piense “Crash Bandicoot, Spyro, Castlevania y MediEvil” ya tienen remaster, pero en realidad deberían pensar en que PlayStation Classic puede acabar siendo el símbolo que resuma a su primera consola, la muestra de lo que consiguió y el tipo de máquina en el que se fijen las próximas generaciones en vez de recurrir a la consola original. ¿Y esos son los juegos que quieren que representen a su consola en términos históricos? ¿Jumping Flash!? ¿estamos locos?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...