¿Crees que las reservas de PS5 en España son problemáticas? No sabes lo que pasa en Japón

En Japón la consola PlayStation 5 solo se obtiene en campaña de lotería si eres afortunado como para salir ganador.

Hace unos días comenzó la campaña de reservas de PlayStation 5 en todo el mundo. La propia Sony ha reconocido en Estados Unidos que ha sido problemática. Ellos la han denominado de «fiasco» y no es algo que podamos negar. Pero si bien lo ocurrido en Estados Unidos ha sido un problema y lo que está pasando en España también es molesto, la situación todavía es radicalmente peor en Japón.

Nosotros escribimos estas líneas desde el exilio en Japón y os podemos decir que adquirir una consola PS5 en reserva se ha convertido virtualmente en una misión imposible. Y el problema es que la situación no parece que vaya a cambiar de aquí al lanzamiento ni siquiera después del mismo. ¿Por qué? Porque en Japón las consolas PS5 no se están vendiendo en tiendas de una manera normal.

Lo que está ocurriendo es que se están sorteando. No se sortean las consolas, por supuesto, sino que lo que se sortea es ganar la oportunidad de hacer la reserva. No es la primera vez que ocurre, puesto que incluso con Nintendo Switch ha ocurrido lo mismo hasta hace bien poco (e incluso algunas cadenas de tiendas especializadas que se parecen a Game o MediMarkt lo siguen haciendo). ¿Pero de qué va la lotería exactamente?

Cada tienda pone unas condiciones concretas para sus loterías. En los casos más sencillos lo único que hay que hacer es pasarse por la tienda o, desde su web oficial, apuntarse en un listado. Ahí dejamos los datos y cruzamos los dedos para ver si nos toca. En otros casos hay tiendas que te obligan no solo a tener una cuenta de usuario, sino a disponer de un historial de compras razonable. Es decir, que si no eres un cliente que compre de forma habitual-frecuente (todo muy relativo) no puedes apuntarte en la lotería.

Los comercios japoneses creen que la lotería es la solución definitiva para impedir la reventa. Curiosamente, el ejemplo de Nintendo Switch es el que confirma que la idea no funciona, puesto que la reventa de unidades de la consola de Nintendo a precios de estratosfera nunca se ha detenido. En realidad, bajo nuestro punto de vista el sistema de lotería está complicando las cosas más para los usuarios que si se hicieran campañas de reserva de una manera lógica y limitada.

Principalmente porque lo que está ocurriendo es que los usuarios están visitando tienda por tienda para apuntarse en todas las loterías. ¿Y qué pasará si ganan en varios comercios? ¿y si ganan en varios comercios siendo revendedores? ¿y si quieres la consola y nunca te toca? Porque las loterías seguirán activas a medida que lleguen nuevos cargamentos a esas tiendas y continuarán permitiendo que se apunten más personas, lo que podría crear un bucle para los que ya han conseguido una.

¿No sería más fácil limitar la reserva a una unidad por persona y apuntar los nombres en una base de datos? ¿o limitar a una por cada hogar? Si a Sony le preocupara el problema seguro que podría elaborar algún tipo de base de datos con los nombres de las personas que ya la hubieran reservado, o al menos sus direcciones.

Que todas las tiendas partan del sistema de lotería impide que los usuarios tengan cualquier atisbo de esperanza por encontrar una unidad en una tienda en el día de lanzamiento. Esa esperanza que normalmente siempre nos permite terminar comprando la máquina aunque sea en última instancia. Todo eliminado. Nada de jugueterías donde quedan unidades, centros comerciales alejados de todo en los que el stock no ha sido asaltado u otras situaciones. Nada, porque todos los stock se reparten en mecánica de lotería.

La única tienda que no ha hecho lotería ha sido Amazon Japón, y las reservas duraron alrededor de 10 minutos. Una vez se agotaron, los revendedores ya empezaron a poner los anuncios directamente en Amazon por precios que alcanzaban incluso los 3000 euros o más. Aunque Amazon estuvo rápida y comenzó a eliminar las publicaciones de esos anuncios de reventa, la compañía no ha cancelado las reservas de esos usuarios que claramente ha detectado que tienen la intención de vender sus consolas en el momento en el que las reciban.

Y debido a esta situación podemos decir que nosotros, que compramos todas las PlayStation en el día de su lanzamiento, incluso la primera cuando todavía éramos adolescentes, nos vamos a quedar sin consola por primera vez en el día de su salida. Lo curioso es: residiendo en Japón, la cuna del videojuego, ¿de verdad no vamos a tener una PlayStation 5 en el día de su lanzamiento? Tristemente, así parece que ocurrirá salvo si Amazon abre reservas de nuevo debido a que Sony les haya proporcionado stock adicional. Así que, aunque haya problemas, nadie se puede quejar de la campaña de reserva en España. Además, otro detalle: el precio anunciado por Sony en la conferencia para Japón no incluye el IVA, lo que hace que el coste sea superior a lo esperado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...