Un bebé delfín muere por unos pocos selfies

Un grupo de personas saca a un bebé delfín del agua para hacerse selfies con él y luego muere a consecuencia de ello.

selfies con delfines

¿De verdad tenemos que dar esta noticia? No nos hace ninguna gracia darla. Pero creemos que es necesario para que la sociedad, aunque sea a base de golpes, pueda ir viendo que a este camino se va a ir directamente al garete. ¿En serio vivimos en un mundo donde hay personas que pueden sacar del agua a un pobre bebé delfín solo para hacerse unas malditas selfies? Y sí, decimos malditas selfies, porque ya estamos hasta las narices de ellas.

Entre padres que han muerto por caerse de un barranco mientras se hacían una selfie, personas que han sido atropelladas por insensatas y animales que han sufrido como es el caso del bebé delfín, sería hora de que fuéramos pensando que los selfies son el arma de alguna sociedad extraterrestre que quiere acabar con nosotros. Somos tan… como somos, que seguro que lo consiguen y acabamos desapareciendo o quedando muy mermados.

Pero a lo que vamos, la noticia. Resulta que en una playa de San Bernardo, en Argentina, un grupo de bañistas ha sacado a un bebé delfín del agua para reírse y hacerse fotos con él. Todo era muy divertido hasta que, unas cuantas selfies más tarde, la gente ya se había aburrido del delfín.

El animal, al principio encantado por la atención que le estaban dando los humanos, acariciándolo y riéndose de forma animada a su alrededor, fue viendo que se quedaba solo y que sufría. La falta de agua y estar enclavado en la arena, comenzaban a pasarle factura. Él también notaba que lo divertido estaba pasando y que lo único que quedaba en ese momento era dolor. El delfín, que ya sabemos que es una especie extremadamente inteligente, veía irse a los humanos y notaba que él no se podía mover. La incredulidad de sus sentimientos y el miedo que debió sentir por su juventud y por las sensaciones de estar fuera del agua, debieron ser lo último que se pasaron por su cerebro.

Así acabó la historia del delfín. Aunque no, no acabó así. El final real lo puso la publicación de las selfies en Twitter y en otras redes sociales donde también apareció algún que otro vídeo grabado con el móvil. Unos cuantos RTs y me gustas posteriores y la diversión del delfín también acabó online. Una vida solo por eso, por unos comentarios tras los que algunos sabemos que se esconde un duro ejemplo de qué es lo malo que tiene nuestra sociedad.

Vía: Twitter

Foto: akenach

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...