Review: Olympus OM-D E-M10 II Fox Brown, solo hay 3500

El modelo Fox Brown de la OM-D E-M10 II es una cámara de edición limitada que causa gran sensación.

olympus

Cuando se pone a la venta un dispositivo de edición limitada nuestra mirada se conduce a él de manera inevitable. Nos gustan las cosas exclusivas, no podemos evitarlo. Vivimos en una sociedad consumista y en cierta manera nos encanta, porque disfrutamos de todos los dispositivos que se lanzan de una manera completa. Por eso en el momento en el que Olympus dijo que lanzaría una edición limitada de la OM-D E-M10 II con diseño Fox Brown, nos ilusionamos. Era la excusa perfecta para hacernos con esta cámara y además tener un pedacito de la historia de Olympus, una máquina que nos gusta especialmente y gracias a la cual hemos tenido la oportunidad de disfrutar con grandes productos.

La cámara que ya conoces

No os vamos a aburrir con largos comentarios de características técnicas, porque este modelo de edición limitada proporciona exactamente lo mismo que el normal. Lo que cambia es el diseño, no los componentes ni el rendimiento. Huelga decir que es una cámara estupenda cuya tecnología OM-D la convierte en una excelente propuesta para todo tipo de usuarios. Podemos hacer fotos sin ningún tipo de borrosidad gracias a la presencia de un estabilizador de imagen de primera categoría. Hay distintas opciones y accesorios que nos permiten llevar un poco más allá el rendimiento, como es el caso de la grabación de vídeo time-lapse con resolución 4K. Los resultados de vídeo con esta tecnología os podemos asegurar que son simplemente fantásticos.

El campo de visión que nos proporciona el visor es de libertad completa gracias a tecnología OLED, proporcionando unos resultados muy adecuados. Además, tenemos pantalla táctil de 3 pulgadas LCD con la cual podemos ajustar ciertos aspectos, como el punto de enfoque. El rendimiento es de primer nivel y no hay nada que se le pueda reprochar, pero era algo que podíais imaginar al ver que Olympus la ha elegido para su lanzamiento en esta edición limitada.

Un diseño muy atractivo

Olympus nos deleita con un nuevo diseño que realmente merece la pena. Se ha optado por un estilo denominado Fox Brown que nos encanta y que le da un aire muy especial. En las oficinas de Olympus tenían muchas ganas de recuperar el marrón clásico, porque siempre ha representado cosas buenas para la marca. Lo han repescado con el uso también de una textura personalizada que hace que el contacto con la cámara sea más agradable y exclusivo. La experiencia tiene algo que refuerza el sentimiento de que se está utilizando una edición limitada, lo cual nos parece idóneo. Por otro lado, podemos concluir que el aspecto que proporciona es elegante al tiempo que clásico, acompañándose el marrón de la estructura con una tapa del objetivo de color plata y una correa de piel.

Por otra parte, la marca ha sido muy rápida y ha puesto a la venta también una serie de accesorios que hacen un muy buen trabajo a la hora de complementar la cámara. Tenemos principalmente varias bolsas de transporte que coinciden en los colores y los materiales de fabricación, para que la podamos llevar de manera cómoda en todo momento. No falta la presencia de un grip que nos da la opción de sujetar la cámara con más facilidad.

Edición Fox Brown

Solo hay 3500

Hay que hacer especial hincapié al factor de que en el mundo entero solo hay 3500 unidades de esta cámara. Muchos de sus ejemplares ya han pasado a engrosar un espacio protagonista en las estanterías de coleccionistas del planeta que sienten pasión por la fotografía y en especial por la marca Olympus. En otros casos estos modelos no tardarán en verse entre algunos aficionados que estuvieran esperando a comprar la OM-D E-M10 II cuando hubiera disponible un modelo que realmente captara su atención. En nuestro caso os podemos decir que si confiáis en lo que proporciona esta nueva versión no vais a quedar decepcionados de ninguna de las maneras.

Como edición limitada, que hoy viene a serlo que más valoramos de esta cámara, Olympus la ha presentado en condiciones tal y como marca la ocasión. El aspecto es elegante, los colores encajan muy bien en aquello que esperaríamos de un modelo tan exclusivo y la comodidad es amplia. El nuevo texturizado que se le ha proporcionado es un buen detalle y los componentes de la cámara cumplen sobradamente con el nivel de rendimiento, estando también muy bien adaptados todos los exteriores al nuevo diseño.

El precio, por si os lo estáis preguntando, es de 899 euros. A este coste tenemos que añadirle gastos adicionales si tenemos pensado llevarnos alguno de los accesorios que se pueden conseguir o si queremos profundizar en potenciar un poco la experiencia de esta cámara compacta con los distintos recursos que Olympus pone a disposición de los usuarios. Los coleccionistas quedarán encantados con el modelo, del cual suponemos que no tardarán en agotarse las unidades.

Vía: Dpreview

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...