¿Qué objetivos y equipo me llevo de viaje?

Objetivos para viaje

En el artículo sobre el equipamiento fotográfico para viajar de hace unos días ya os comenté que no era necesario llevaros vuestra réflex para un viaje de fin de semana, con una cámara bridge era más que suficiente. Si habéis optado por llevaros vuestra cámara de viaje, no está de más que conozcáis algunos consejos para saber qué objetivo me llevo de viaje.

50 mm

Si eres de los que te gusta el retrato y viajas a un país donde la gente nos inspire para capturar algún momento, este es un objetivo que no debe faltar en tu bolsa de viaje. Además, suelen ser objetivos ligeros y cómodos, con aperturas amplias que permiten disparar en condiciones de luz escasa y, además, crear bonitos efectos de desenfoque.

Un gran angular también te podría servir, pero si es muy extremo puede llegar a hacerse muy pesado porque les da el mismo toque a todas las fotografías. Si te interesa la arquitectura también puede venirte bien, aunque debes contar con las distorsiones.

18-200 mm

Se le conoce como el objetivo todoterreno ya que con su versatilidad podemos tomar todo tipo de instantáneas sin tener que cambiar de lente. Es especialmente útil para viajar ligero, aunque tiene sus pegas. La nitidez nunca es la misma que puedan ofrecerte objetivos con un rango focal más limitado y a veces se pueden dar aberraciones y distorsiones cromáticas. En cualquier caso, no suelen ser muy caros, así que es interesante tener uno en la mochila.

Flash

Si nuestro objetivo es la fotografía de paisajes, la naturaleza o capturas a la luz del día no creo que nos haga falta llevarlo, pero si vamos a fotografiar a lo largo de todo el día, un flash tampoco pesa tanto como para dejarlo en casa. Si lo metes en la mochila, recuerda llevar también pilas extra.

Trípode

Por último, si has sido capaz de cargar con todo lo demás, un trípode compacto te cabe en un hueco. Usar un trípode te permitirá sacar el máximo partido a tu cámara pudiendo capturar, por ejemplo, fotografías de larga exposición, componer fotografías de alto rango dinámico o fotos panorámicas.

Baterías

Ya lo hemos mencionado al hablar de flash, pero cuando vas de viaje nunca sabes muy bien si vas a tener tiempo de cargar la batería de tu cámara o comprar unas pilas, así que es conveniente que lleves alguna batería extra ya cargada (o pilas si tu cámara funciona con ellas). No ocupan tanto y seguro que acaban sacándote de un apuro.

Espero que gracias a este artículo tengas un poco más claras las opciones de viaje, ahora sólo necesitas cargar tu maleta y disfrutar de tus vacaciones 🙂

Foto | artbystevejohnson

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...