Preview: I-1 Instant Camera, el regreso del sueño instantáneo

La I-1 Instant Camera representa el retorno de la fotografía instantánea al mercado de la mano de Oskar Smolokowski.

instant

Quizá seáis demasiado jóvenes y no conozcáis la magia de las cámaras instantáneas. Pero en el pasado hubo un nombre que a todas las familias entusiasmaba: Polaroid. En los años 80 era muy habitual que las familias no solo tuvieran una cámara clásica de carrete, sino que también llevaban sus cámaras instantáneas a todas partes. Con ellas podían hacer fotos en el momento. Era disparar, mover la foto durante unos segundos o dejarla boca abajo y esperar a que la imagen apareciera en el papel. Resultaba mágico que pudiéramos recoger una imagen real en un papel sin necesidad de pasar por la tienda de fotografía.

La vuelta de una idea de éxito

Es posible que os parezca cosa de hechicería. Pero es muy real, tanto que seguro que si le pedís a alguno de vuestros familiares que os enseñe alguna Polaroid, seguro que os la busca, porque lo más probable es que tenga alguna guardada en una caja de zapatos o en un álbum. La idea del efecto instantáneo ha ido desapareciendo en los últimos tiempos, sobre todo porque las cámaras digitales se han ocupado de que tengamos una manera más cómoda de hacer fotos (y con mejor calidad). Pero eso no significa que no exista margen para que la fotografía instantánea no pueda volver a existir (aunque en Japón nunca dejó de hacerlo, pero esa es otra historia de la cual algún día os hablaremos).

El proyecto que hemos conocido recientemente recibe el nombre de I-1 Instant Camera y tiene ese objetivo del que os hablamos: lograr que las cámaras instantáneas vuelvan a ser populares. Con lo bien que funcionan este tipo de ideas en Internet tenemos muy claro que va a ser algo que se acabe convirtiendo en una idea de moda. Sobre todo, y de esto ahora os hablaremos más, hay que tener en cuenta que el precio de la cámara va a ser muy ajustado, de manera que todos podamos adquirirla como uso complementario a nuestra experiencia de fotografía.

La I-1 Instant Camera es una creación de Oskar Smolokowski, que la ha diseñado como un cruce entre las características de las Polaroid originales y las cámaras digitales que triunfan hoy día. Uno de los objetivos de su creador era recopilar las características que hicieron grandes a las Polaroid y dotarlas de funciones más propias de la tecnología actual. Por ello la cámara incorpora rasgos clásicos combinados con la disponibilidad de funciones avanzadas, como la oportunidad de utilizar una aplicación que instalaremos en terminales iOS.

¿Qué podemos esperar de ella?

El aspecto exterior lo veis en las fotos y es claramente deudor de tiempos pasados. A primera vista parece un poco complicada de sujetar, porque se aleja mucho del diseño característico de las cámaras de hoy, aguantándola de manera más cómoda de lo que parece. En el diseño de la cámara nos encontramos una clara ausencia de componentes que compliquen la experiencia. Se ha querido simplificar todo al máximo, así que ni hay un montón de botones ni palancas, ni opciones, ni nada parecido. La presencia de botones se ha reducido en la medida de lo posible, lo que lleva a que podamos usar la cámara de una forma tan simple que nadie tenga que preocuparse por su uso.

Por otro lado, la cámara también ha sido diseñada para ser muy autosuficiente. Todo, o casi todo, se ajusta de manera automática. Los usuarios pueden confiar en que el flash LED funcione de manera independiente y que no tenga que depender del usuario. Si necesitamos profundizar más en el uso de la cámara podemos instalar la mencionada aplicación de iOS y así acceder a una gran cantidad de posibilidades añadidas. De esta manera, quien pueda usar la app tendrá más posibilidades y ajustará la velocidad de disparo o los parámetros del flash. Esto hace que sea posible hacer las fotos de una manera más personalizada.

Y Oskar Smolokowski ha sido tan simpático que incluso ha cambiado uno de los principales problemas que se sufría en las Polaroid. Hablamos de la batería. En su tiempo las cámaras Polaroid tenían la batería en los rollos de cinta. Y esto proporcionaba algunas situaciones un poco complejas que daban muchos dolores de cabeza a los usuarios. Ahora la batería es recargable por USB y está dentro de la propia cámara. ¿Qué vamos a obtener como beneficio de esta mejora en el cambio de la batería? Una de las principales mejoras se encuentra en que los cartuchos de rollo son más baratos. Pensemos que la batería no está dentro de cada cartucho, por lo que estos se fabrican mucho más barato. Y por último tenemos en cuenta que al no haber baterías en todos los cartuchos, eso supone un gran beneficio para el medio ambiente. Porque ya sabéis que en los 80 había pocas empresas que se preocupaban de ese tipo de cosas… y así ha acabado el mundo.

Llega pronto y triunfará

Nosotros decimos que triunfará, pero lógicamente no tenemos la oportunidad de ver el futuro. Sabemos que se pondrá a la venta el día 10 de mayo y que será una de las cámaras que más darán de que hablar, aunque no para competir con las cámaras digitales de las que solemos hablar. Su lanzamiento está previsto que se realice a un precio de 299 dólares. Es un coste bastante ajustado si tenemos en cuenta lo que proporciona y lo que puede significar para el día a día de los amantes de la fotografía instantánea.

Qué decir que se nos ocurre que una cámara instantánea como esta podría ser una gran ayuda para aquellas parejas a las que les gusta divertirse haciéndose fotos privadas sin el riesgo de que estas imágenes acaben robadas después de sus móviles. Por todo ello y porque nos encantaría volver a pasarlo bien haciendo fotos a lo loco como en la época de las Polaroid, nos gustaría que esta cámara pudiera triunfar.

Si somos realistas, posiblemente lo que ocurra es que acabe llegando a los usuarios interesados, a fans del retro, nostálgicos y seguidores de las Polaroid. Es poco probable que se convierta en la cámara más buscada por el público generalizado, porque no tiene ese tipo de perfil que puede triunfar como novedad en su lanzamiento en una época tan competitiva como la de este año 2016. El diseño también se nos hace un poco incómodo, quizá demasiado aparatoso y poco fácil de transportar a cualquier lugar. No nos imaginamos viajando a un país muy lejano, pongamos China, y llevando esta cámara en la bolsa de mano, o sacándola cuando estemos apartando cientos de turistas a nuestro alrededor en la Gran Muralla. Tiene pocas posibilidades de convertirse en una cámara imprescindible.

Pero eso no quita que el proyecto tenga corazón y mucha alma y que sea una buena oportunidad de apoyar iniciativas que han visto que es necesario hacer cosas distintas para poder innovar en un momento en el cual ya nos empezamos a cansar de ver las mismas cámaras una y otra vez. Si os interesa podéis seguir el enlace de la fuente que os dejamos al final de la preview y estar al tanto de lo que publique su creador, quien ya está siendo entrevistado por los principales medios del sector de la fotografía.

Vía: I-1 Instant Camera

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...