Mejora tus paisajes potenciando el primer plano

En la fotografía de paisaje es tan importante lo que hay en el primer plano como lo que hay en el fondo. Aprende a encontrar elementos de primer plano atractivos.

Paisajes en primer plano

Siempre que hablamos de la fotografía de paisajes insistimos en la necesidad de buscar elementos en el encuadre que llamen la atención del espectador y que sirvan para darle contexto a ese plano general. Es muy habitual que esos elementos se encuentren en el primer plano de la composición y hay que aprender a sacarles partido para darle a nuestras fotos un atractivo extra. En Light Stalking nos ofrecen una serie de consejos para aprovechar esos elementos.

De entrada nos recomiendan adoptar dos hábitos fotográficos que nos ayudarán a identificar elementos de primer plano interesantes. El primero hábito es acostumbrarnos a inclinar la cámara hacia arriba y hacia abajo cuando miremos por el visor. El segundo, conocer bien nuestra ubicación y, si es necesario, volver a ella en varias ocasiones, en distintos momentos del día.

Una vez tenemos asumidos esos dos buenos hábitos, llega el momento de buscar los elementos que pueden mejorar nuestros paisajes. En el post nos ofrecen una breve lista, pero nos avisan de que es sólo algo orientativo y que los elementos que pueden servirnos son infinitos.

El primer lugar de la lista lo ocupan las líneas que guían nuestra mirada desde el primer plano hacia el fondo del encuadre. Como ya hemos comentamos en otras ocasiones, esas línes potencian la sensación de profundidad de la imagen y ayudan al cerebro a procesar en tres dimensiones una imagen en dos dimensiones. Un camino que se aleja, por ejemplo, podría realizar esta función.

Buscar un contraste de colores y texturas es el segundo ítem de esta lista. Básicamente se trata de buscar en la escena algo que resalte claramente respecto al resto y que llame la atención. Ponen un excelente ejemplo que seguro que habéis visto en muchas fotografías: los patrones que se forman en la arena de la playa por el efecto del viento.

Es sólo un ejemplo, claro, también podemos usar rocas, árboles caídos o muchos otros elementos de la naturaleza que puedan sobresalir en la composición. En otras ocasiones, sin embargo, será preferible no buscar el contraste entre distintos elementos, sino precisamente todo lo contrario: la armonía entre ellos.

¡Ah! Un apunte que no mencionan en el post. Si vas a hacer fotografía de larga exposición, acuérdate de usar un elemento de primer plano que sea completamente estático. Una roca, por ejemplo, o un tronco de árbol. Si usas elementos que se mueven (un arbusto, por ejemplo, o un árbol con follaje) saldrá movido en la fotografía.

Cómo capturar mejor los elementos del primer plano

El artículo de Light Stalking finaliza con una serie de consejos para fotografiar mejor esos elementos que hemos encontrado. El primero de esos consejos es aumentar todo lo posible la profundidad de campo. Si usamos una profundidad corta y enfocamos en un elemento del primer plano, lo que esté lejos se verá desenfocado. En una fotografía de paisaje nos interesa que todo esté enfocado, así que debemos usar una apertura pequeña,  entre f/16 o f/22.

En esa misma línea nos recomiendan también usar la distancia hiperfocal, que es precisamente el punto óptimo de enfoque con el que conseguiremos maximizar la profundidad de campo. Recordad que para calcular la distancia hiperfocal tenemos que multiplicar la distancia focal por sí misma, dividirla por la multiplicación de la apertura y el círculo de confusión y dividir todo ello entre 1.000 para pasar de milímetros a metros. No olvidéis que el círculo de confusión en cámaras de formato completo es de 0,03, mientras que en cámaras APS-C es de 0,02.

Por último, debemos ser conscientes de cuál es el punto dulce del objetivo que estemos utilizando para obtener la mayor nitidez posible en nuestras fotografías. Ese punto de máxima nitidez varía en función del objetivo. Si no lo tienes claro, haz una búsqueda en Google. Seguro que alguien ya ha hecho las pruebas necesarias por ti y lo ha averiguado. A veces no podrás usar ese punto dulce y, al mismo tiempo, tener mucha profundidad de campo, pero merece la pena conocerlo en cualquier caso.

Vía | lightstalking.com

Foto | Jonathan Combe

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...