Hoteles: la realidad no es siempre lo que se ve en las fotos

Comparativa hoteles

La fotografía es un arma poderosa. Con un poco de Photoshop podemos eliminar arrugas, una iluminación acertada puede mejorar nuestra expresividad y un encuadre estratégico sirve para esconder defectos. Este tipo de cosas se ponen en práctica con frecuencia en la publicidad. Todos estamos acostumbrados a que los platos de un restaurante se parezcan poco a nada a las fotos que los presentan, por ejemplo, pero quizá no nos hemos dado cuenta de que estas técnicas también se usan en las fotos promocionales de hoteles y destinos turísticos.

Oyster es una página web de reserva de hoteles que tiene una sección en la deja al descubierto algunas de las tretas utilizadas por los hoteles y sus fotógrafos para mejorar el aspecto general de las habitaciones, la fachada, el entorno o la piscina del hotel. Aparte de la famosa técnica de poner fotos de clientes y clientas con cuerpos perfectos y sonrisas envidiables tomando el sol, también vemos ángulos de foto muy favorecedores que hacen que una cama parezca inmensa o que disimulan el pequeño tamaño de la piscina del hotel.

En la imagen superior, por ejemplo, podéis ver a la izquierda la fotografía que un hotel muestra de su playa y, a la derecha, una imagen real de esa playa en temporada alta. Si uno va esperando la estampa idílica de la izquierda y se encuentra con una playa donde no cabe una tumbona más, la decepción está garantizada. Tenéis más ejemplos en la web de Oyster.

Más info | oyster.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...