Fujifilm lanza la nueva instantánea Instax Mini 11

Con la nueva cámara instantánea Fujifilm Instax Mini 11 conseguiremos mejores fotos sin tanto esfuerzo como con modelos previos.

Las cámaras Fujifilm Instax Mini han gozado de una gran popularidad desde que vieran la luz y han demostrado que el interés por las fotos instantáneas es muy real. Aunque a todo el mundo le gusta hacer fotos con el móvil o con una cámara digital, la realidad es que en muchas ocasiones se echa de menos tener las mejores imágenes impresas para poder colocarlas en la estantería en un marco o con la intención de llevarlas en la cartera. Por ello este tipo de cámaras gozan de una gran fama y se siguen extendiendo como productos de éxito a tener muy en cuenta en el mercado.

Este nuevo modelo de Fujifilm, conocido como Instax Mini 11, llegará a mediados de marzo a un precio de unos 70 euros y dispondrá de mejoras notables a fin de convertir la experiencia que proporciona en un modelo point-and-shoot en toda regla. Los diseñadores del equipo Instax de la empresa han trabajado duro con la intención de mostrar un avance importante en cuanto a su funcionamiento y que así continúe despertando pasiones entre los usuarios.

Las cámaras Instax de Fujifilm debutaron en el ya lejano año 1998 y desde entonces han protagonizado nuevos modelos en los que ha ido mejorando la tecnología, la funcionalidad y el rendimiento. Por ahora ya se han vendido más de 40 millones de unidades a nivel mundial.

¿Cuáles son las novedades de este modelo? Lo más importante, como decíamos, es que ahora se introduce la filosofía del point-and-shoot de forma plena, como si estuviéramos hablando de una cámara digital avanzada. De esta manera lo único que tenemos que hacer es apuntar y disparar y la cámara se ocupará de ajustar tanto la velocidad del disparador como la regulación del flash con la intención de proporcionar el mejor resultado. Así se deja atrás algo que había sido crucial hasta el momento, dado que las Instax tenían un sistema con el cual podíamos ajustar la exposición del disparador de manera totalmente manual. El problema era que no siempre lo hacíamos bien, incluso si ya contábamos con cierta experiencia haciendo fotos.

Fujifilm lanza la nueva instantánea Instax Mini 11

No olvidemos un factor fundamental de las Instax: utilizan un carrete fotográfico que tenemos que comprar por cartuchos y que no tiene un precio precisamente reducido. Cada foto se encuentra por debajo del euro, pero imaginemos que hacemos una foto y no nos gusta el resultado, llevando a que tengamos que hacer varios intentos hasta que conseguimos lo que buscamos. Ese gasto innecesario que se producía hasta ahora desaparece gracias a la nueva tecnología incorporada en la Fujifilm Instax Mini 11.

La segunda gran novedad de la cámara, curiosamente más promocionada por Fujifilm que la cual hemos mencionado, se trata del modo selfie. Con este se supone que se conseguirá atraer a un público más joven que está buscando una forma de hacerse fotos sensacionales sin necesidad del móvil. Para hacer uso del modo selfie tenemos que tirar del anillo translúcido que tiene la cámara en la parte frontal. Y si queremos conseguir un mejor resultado podemos usar el espejo que hay al lado de las lentes. Por supuesto, el fabricante también recomienda que hagamos uso del modo selfie si queremos hacer fotos muy cercanas de otros elementos o personas, algo con lo cual seguro que los usuarios se divierten probando.

Otra buena noticia que tenemos sobre este nuevo modelo de la cámara instantánea es que Fujifilm mantiene los mismos cartuchos fotográficos, así que si ya contamos con stock no hay nada de lo que temer. Quizá hubiera usuarios esperando un cambio a fin de usar una tecnología más económica, pero los asiduos de este tipo de cámara ya se han acabado habituando a tener que calcular lo que les cuesta cada sesión fotográfica. Las fotos impresas tienen un tamaño de 62 x 46 milímetros, quedando muy atractivas si después las colocamos en pequeños marcos o si decidimos colgarlas de un corcho en nuestra habitación.

El lanzamiento de la cámara se producirá siguiendo la misma línea de diseño que hemos visto con anterioridad, pero estando dotada de un aspecto todavía más compacto. Estará disponible en colores rosa, gris, azul, violeta y blanco, ofreciendo la posibilidad de personalizar el disparador. Para Fujifilm va a ser un modelo continuista que aportará novedades y que seguirá ayudando a que este tipo de producto siga muy vivo. Hay países en los que tiene una especial repercusión a la vista de lo mucho que les gusta a los ciudadanos, especialmente a los jóvenes, tener fotos impresas para ponerlas en cualquier lugar. En Asia especialmente este tipo de afición se eleva al máximo exponente, sobre todo en Japón, el mercado original de la empresa fabricante. Pero a medida que ha pasado el tiempo también hemos visto cómo sus cámaras triunfaban en otros países, lo que justifica el alcance y notoriedad que está teniendo este nuevo modelo de Instax Mini.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...