El digital de un modo u otro remplazará al papel

Tal y como ya sabemos, actualmente estamos viviendo un cambio en el mundo de la comunicación. El público ya no busca la información a los medios tradicionales de papel sino que rastrea la red porque sabe que encontrará lo que necesita y cada vez más la fuente es independiente y no forma parte del «mainstream» mediático.

“Los medios y la revolución digital” de Joseba Elola

Los medios tradicionales están perdiendo fuelle y está claro que deben adaptarse a los nuevos tiempos si no quieren perder su target de espectadores. Están cansados ​​los espectadores de fórmulas tradicionales al servicio de grandes grupos comunicativos. El diario El País, de la mano del periodista Joseba Elola, reflexiona sobre todo ello con una serie de vídeos dónde expertos directores y asesores de medios escritos y digitales dan su opinión.

Hay de todo tipo, algunos se resisten a creer que las fórmulas tradicionales desaparecerán y otras ya las dan por muertas. Lo que está claro es que si se quiere sobrevivir en un futuro digital hay que realizar cambios y arriesgar, lo que los medios españoles están empezando a hacer en pasos minúsculos.

Los blogs están tomando cada vez más protagonismo. Si hace unos días se hablaba de blogs personales que facturaban más de un millón de euros anuales. Como Sartorialist por ejemplo. Otro ejemplo es Jeff Jarvis, que con su «The Buzzmachine» es un referente capaz de hacer rectificar a una multinacional con un solo comentario.

En el caso del mundo fotográfico, Robert Galbraith, que con un análisis negativo de una cámara de fotos hizo echar por tierra la reputación de una conocida marca. Los blogs son los puntos de información de mucha gente que quiere ser informada de una manera particular. Algunos diarios han visto la fuerza del fenómeno y construyen su edición digital en torno a grandes personajes bloggers que les reportan grandes visitas.

¿Y el papel? Estamos constatando que los periódicos cada vez salen con menos planas. La publicidad no apuesta por ellos ya que no es una publicidad segmentada. Las marcas prefieren publicitarse en portales específicos donde saben que tendrán las visitas de los clientes que buscan. El diario impreso ya sólo está al servicio de unos pocos nostálgicos y los que tienen por tradición leerlo el domingo. Pero a pesar de las promociones (películas, suplementos, tazas de café, relojes, etc.) los diarios están muriendo en su edición impresa y es cuestión de tiempo que desaparezca.

Foto: Fcomsalamanca

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...