¿Y si aparece una misteriosa unidad USB en tu buzón?

En una ciudad de Australia han comenzado a aparecer unidades USB en los buzones en las que hay virus grabados.

USB con virus

Un suceso ocurrido en los últimos días en Victoria, Australia, nos ha hecho pensar en algo tan sencillo y peligroso como puede ser que te encuentres una unidad USB en tu buzón. ¿Qué haces si te ocurre? Lo primero es dejar que hable nuestra curiosidad y pensar “voy a conectarlo y ver qué hay dentro”. Pero ya sabéis que la curiosidad mató al gato. Y nosotros no tenemos siete vidas como el gato… Por ello deberíamos, como primer consejo, no dejar que hable la curiosidad.

No nos pensemos que un delincuente o un espía ha dejado el USB en el buzón mientras le perseguían o que un individuo de una raza extraterrestre nos ha elegido para recibir por USB valiosa información. Todo eso son fantasías y paranoias que no nos van a llevar a ninguna parte buena. A partes malas seguro, y a muchas.

En Australia lo que ha ocurrido es que lo que llevaban estas unidades USB dentro era un poderoso virus que dejaba para el arrastre todo ordenador en el que se instalaba. Varias personas han picado y se han puesto en contacto con la policía para hacerles saber lo ocurrido, a partir de lo cual han emitido una señal de alerta.

No se sabe quién está detrás de este suceso ni tampoco qué objetivo tiene más allá de disfrutar viendo cómo el mundo arde a sus pies. Al instalarse el virus el ordenador se comienza a llenar de anuncios publicitarios y deja de funcionar de forma adecuada debido a varios sistemas de bloqueo que impiden aprovechar el equipo de forma adecuada. No se ha proporcionado mucha más información, así que no sabemos hasta qué punto no son recuperables los ordenadores que se han infectado. Las personas que han recibido los USB, eso sí, no parecen demasiado contentas por los textos y declaraciones que se han llegado a publicar en Internet.

Así que si bien la idea de meter unidades USB en los buzones podría ser una buena estrategia de marketing, porque tampoco son demasiado caras si nos lo planteamos desde el punto de vista de una empresa, será mejor que la evitemos por todos los medios. Porque es más que probable que esos USBs acaben directamente en la basura sin que nadie haya decidido ver qué hay dentro. Al menos es lo que puede ocurrir si el incidente de Australia recibe la suficiente cobertura mediática en la prensa.

Vía: Victoria Police News

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...