Consejos y ayuda para entender el canon digital aprobado en 2017

Os ayudamos a entender la imposición del canon digital y a conocer el coste añadido que supone para cada producto.

Así es el canon de 2017

En este año 2017 se ha llevado a cabo la aprobación del canon digital y esto ha supuesto un cambio importante en el sector tecnológico. No podemos llamarlo “nuevo canon digital” de una manera tan libre como nos gustaría, porque en realidad se trata del retorno del canon clásico que se impuso en el gobierno anterior y que había despertado muchas críticas en el pasado. Este cambio implica que el cargo que se realizaba en conceptos de copia privada ya no corre a cuenta del estado, sino que vuelve a influir en el coste del producto o dispositivo.

Vuelve el canon digital

Las autoridades europeas no estaban satisfechas con que se hubiera modificado el canon para que el cargo pasara a ser responsabilidad del estado, por lo que una vez más el efecto rebota y provoca que se agrave el coste de los soportes y equipos. ¿Qué es lo que se ve afectado más exactamente? Dos tipos de dispositivo y formato. Por un lado aquellos soportes que se usen para permitir hacer copias de seguridad y por otro lado aquellos en los que puede haber almacenada una obra que se encuentre protegida.

El objetivo de esto en su naturaleza más básica es poder tener un cargo que se establezca en cada elemento de copia y que esté dirigido a compensar a los autores cuyos trabajos pueden ser replicados sin pagar los costes pertinentes. Pero como ya se dijo desde el momento en el cual se introdujo este canon digital en su época, es algo demasiado aleatorio, generalizado y arbitrario. Motivos por los que fue tumbado por el gobierno actual hasta que desde Europa les han llamado la atención para que lo recuperen de manera irremediable.

Dicho esto, sabemos que entender el canon digital es complicado y que requiere más información, por lo que vamos a profundizar un poco más y no limitarnos a raspar en la superficie. Digamos que el canon digital es un tipo de tasa que, como decíamos, es aplicable a dispositivos que permitan hacer copias y a los soportes donde se hacen. En realidad, cuando un cliente hace una copia de algún tipo de imagen, archivo o elemento que esté protegido, el estado no sabe qué se ha copiado exactamente. Es decir, queda registro de la venta de, por ejemplo, un dispositivo de memoria USB, pero más allá del usuario nadie sabe lo que guarda dentro. No obstante, el estado reconoce a una serie de autores que deben cobrar en base a las reproducciones y copias que se hagan de sus obras, así que deben ser compensados de forma proporcional al trabajo que realicen.

La historia del canon digital en España

El origen del canon digital se remonta a mediados de los años 90, cuando comenzó a aplicarse en sistemas físicos como los que se usaban principalmente en ese tiempo, desde CDs hasta cintas. Con los años se encontró con la necesidad de cambiar, dado que irrumpían los dispositivos digitales. El canon digital usb también se tuvo en cuenta a la hora de modificar el canon, dado que las memorias digitales se alzaron como el método más usado para guardar archivos. Esto llevó a que en 2006 comenzaran los trámites para que el canon digital también abarcara dispositivos más avanzados, como podían ser reproductores de MP3 o los terminales USB que ya hemos mencionado. La aprobación de las modificaciones se produjo en 2008 y se mantuvo hasta el año 2011.

CD y DVD

En el tiempo que duró el canon digital hubo que esforzarse mucho para comprenderlo y una guia para entender el canon digital era realmente necesaria. Las tarifas variaban dependiendo del soporte y dispositivo. En el caso de un CD se aumentaba el coste en 17 céntimos, pero para un teléfono móvil, que también podía almacenar copias de contenidos registrados, el aumento era de hasta 1,1 euros. La situación no gustó nada al sector tecnológico y tampoco dejó satisfechos a los usuarios, que antes de entrar en vigor el canon ya se habían provisto de todo tipo de materiales comprados sin canon para evitar estos costes.

Más tarde, en 2012 el cambio de gobierno permitió que el canon digital se volviera a modificar y que entrara en acción un modelo que supondría que sería el estado quien pagaría. Además, la compensación sería de compensación y supondría un beneficio claro para los ciudadanos, que no tendrían que correr con este aumento de las tasas. Pero ahora en 2017 se ha vuelto a aprobar y aunque con algunas modificaciones y excepciones, no deja de ser un tipo de canon que afectará al sector. Además, se espera que también llegue a incluir los sistemas de streaming, que aún no están reflejados en el decreto, pero que acabarán entrando en el mismo saco que el resto de soportes debido a que, en cierta manera, también están ofreciendo la reproducción de contenidos registrados.

Los costes actuales

El canon digital afecta a tantos sectores y tipos de producto que es difícil planteárselo. Las tarifas que se han impuesto y que de momento están propuestas incluyen un aumento de 0,33 euros en grabadoras de CD, de 1,86 euros en grabadoras de DVD, de 0,10 euros en CDs regrabables, 0,08 euros en CDs, 0,21 euros en DVDs y 0,28 euros en DVDs regrabables. Para fotocopiadoras es de 4,25 euros en monofuncionales y 5,25 euros en multifuncionales, mientras que los discos duros sufren un aumento de 6,45 euros en externos y de 5,45 euros en internos. Para los smartphones la tasa es de 1,10 euros y los reproductores portátiles, entrando en esta categoría también los tablets, lo aumentan 3,15 euros.

Otro tipo de producto que no se libra de la tasa es el mercado de los regalos promocionales, donde podemos ver cómo las memorias USB personalizadas sufren un coste añadido de 0,24 euros. La aprovación canon digital supone un duro golpe para todas las empresas y negocios que comercializan estos productos, dado que ahora van a tener que aplicar la tasa añadida sin ningún tipo de excepción. Todo vuelve con estos cambios a una situación que muchos usuarios consideran prehistórica y que podría sufrir modificaciones en un futuro cercano, pero no valorándose su cese, dado que como indicamos, la imposición del canon viene desde Europa.

Foto: EsaRiuttaPublicDomainPictures

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...