Review: Razer Turret, combo de teclado y ratón para el sofá

Razer presenta Turret, una combinación de teclado y ratón que podremos usar cuando estamos sentados en el sofá.

Teclado y ratón de Razer

Razer continúa en su camino por ofrecer a los usuarios amantes del gaming la mayor variedad de accesorios y componentes con los que llevar su experiencia a un alto nivel. Con anterioridad hemos hablado de todo tipo de teclados fabricados por la marca y más allá de la concentración que hace la empresa en el tema de la iluminación (marca de la casa), hay que reconocer que el rendimiento de los dispositivos es excelente. Así que hoy volvemos a hablar de otro de sus accesorios, el Razer Turret, que en esta ocasión combina teclado y ratón para que podamos jugar desde el sofá como unos señores.

Denominado como un lapboard lo que pretende el accesorio es que podamos jugar cómodamente sentados mientras usamos el ratón y el teclado en nuestras partidas. Normalmente cuando intentamos hacer esto con un teclado y un ratón normales los resultados son exageradamente penosos. El teclado se nos revuelve y se nos acaba cayendo al suelo y mantener el ratón estable suele significar que al lado del sofá nos pongamos una silla donde apoyarlo.

Después de una hora de partida intentando flanquear a nuestros enemigos y haciendo respawn tras respawn, lo que acabamos decidiendo es que nos volvemos a jugar a la mesa. Por suerte, Razer se ha sacado de la manga este ingenio que nos proporciona el rendimiento que necesitábamos para que disfrutemos sentados en el sofá.

Se podría imaginar que este tipo de combinación optaría por componentes de baja calidad, pero en realidad Razer no ha querido desperdiciar la oportunidad de sorprender. Aunque es lógico imaginar que la compañía tiene mejores teclados y mejores ratones independientes en su catálogo, los componentes elegidos para el Turret son tan buenos que no los echaremos de menos. Lo primero a destacar es que todo el conjunto es muy ergonómico, así que jugamos con facilidad y mucha comodidad desde que nos sentamos en el sofá. Si a nuestro lado nos ponemos un refresco bien frío y unas patatitas fritas de las que no manchan (recomendamos Pringles), vamos a tener una sesión de juego épica. Os recomendamos grabarla y subirla a YouTube para ser la envidia de vuestros amigos.

El ratón ofrece características de vanguardia, con un sensor de 3500 DPI, sistema magnético y la máxima presión. Lo mismo ocurre con el teclado, que tiene sistema completo anti-ghosting, por lo que no vais a notar ningún tipo de problema durante las partidas. Nosotros éramos un poco reacios a usar el accesorio y la verdad es que hemos quedado muy complacidos. También nos ha gustado la facilidad que se ofrece para realizar la conexión. Podemos conectarnos con el adaptador inalámbrico de 2.4GHz o con Bluetooth LE, sin sufrir ningún tipo de lag.

Teclado y ratón de Razer

Profundicemos en el rendimiento y veamos hasta dónde puede dar de sí la configuración del termina. Si antes hablábamos del sistema anti-ghosting con mucha confianza era porque realmente Razer se ha volcado en ello. Os podemos asegurar que la cobertura en este sentido es de una presión simultánea de diez teclas, así que no vais a tener inconvenientes ni en las partidas más exigentes. Las teclas son de pulsación muy cómoda como las de los teclados chiclet estándares y se incluyen teclas dedicadas para distintos elementos. La batería que se incorpora es de 1500 mAh y tiene una duración estimada de cuatro meses en el teclado, mientras que en el ratón es de 1000 mAh y cuenta con una duración de 40 horas en uso continuado.

¿Y sobre el precio? Estamos hablando de un coste sensiblemente por debajo de los 200 euros, aunque os recomendamos entrar en la web de Razer. A nosotros después de la experiencia que hemos tenido con el dispositivo nos parece un producto muy recomendado para quienes estén pensando en sacarle partido. Hablamos de esos casos de personas que ya estén hasta las narices de estar sentados delante del ordenador de sobremesa en la silla, a quienes les duela la espalda y prefieran el sofá o que simplemente busquen un poco más de comodidad. Para esos casos vemos su adquisición muy coherente, aunque hay que pensar muy bien si lo vamos a usar a menudo, dado que en otro caso sería mejor acceder a ratones y teclados de Razer independientes.

Al margen de todo esto es bueno ver que como decíamos, la compañía no ha descuidado el buen nivel de calidad que implementa en todos sus productos, la calidad de los componentes y el acabado que les proporciona. Es parte de lo que siempre esperamos de Razer y a lo cual nos han acostumbrado. Por supuesto, el diseño es de un remarcado color negro con ese color de teclas verde que representa a la marca de accesorios y a la que ya nos hemos acostumbrado. En definitiva, el Razer Turret es un buen combo para los gamers que busquen comodidad.

Vía: Razerzone

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...